lunes, 8 de julio de 2013

QUICHE LORRAINE (Con Thermomix)

¡Me encanta las Quiches de todo tipo! Digamos que ésta es una de las más populares y que más habitualmente se suelen preparar.

Se trata de una tarta salada, originaria de Francia con base de masa quebrada y un relleno a base de nata y huevos.



Quiche Lorraine thermomix
Quiche Lorraine Thermomix







La masa quebrada se puede comprar pero, yo prefiero prepararla en casa ya que no todas las masas quebradas que venden son de calidad y, la verdad, no se tarda tanto en prepararla, ya sea con la thermomix como a mano.

La receta que hago yo es la del libro de Thermomix "Sáquele provecho a su thermomix".

Si decidimos comprar la masa, pasamos directamente a hacer el relleno (Paso
2)

RECETA (Themomix)

Ingredientes (para 6 personas)

Para la masa quebrada:

200 gr de harina
100 gr de mantequilla
2 huevos
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de levadura royal

Para el relleno:

150 gr de jamón york o bacon (dejar unas tiras para adornar al final). A mí, personalmente, me gusta más con bacon. Otra opción es comprar los paquetes con taquitos de jamón o bacon ya cortaditos en trozos (nos ahorraremos un paso).
150 gr de queso gruyère (se puede sustituir por cualquier queso que nos guste pero que funda bien, ejemplo emmental)
250 gr de leche
30 gr de harina
30 gr de mantequilla
1 cucharada de aceite
3 huevos
50 gr de nata líquida o leche evaporada
Sal, pimienta y nuez moscada.

1 - Preparamos la masa quebrada: incorporamos en el vaso los ingredientes en el orden que se indica en la receta. Programamos 15 segundos en velocidad 6.
La masa quebrada no hay que amasarla demasiado. Quedará con un aspecto como arenoso pero, al sacarla del vaso y darle un último amasado con las manos, se irá unificando. La liaremos en papel film y la meteremos, como mínimo media hora en la nevera.

Yo, cuando tengo cumpleaños, o alguna fiesta y tengo muchas cosas que preparar, la dejo hasta una noche entera en la nevera para, al día siguiente, sacarla y hacer la quiche más reciente, así me ahorro un paso.

Cuando vayamos a preparar la quiche, sacamos la masa de la nevera.

2- Estiramos la masa con un rodillo, forramos un molde redondo y bajo  apto para horno, si  disponemos de un molde de tartaleta con base desmoldable mejor y recortamos con un cuchillo la masa sobrante por los lados.

Esta masa la cubriremos con papel de hornear o papel aluminio y encima pondremos unos garbanzos o judías, que hagan peso, así se evitará que la masa suba en el horno. Yo ya estaba cansada de gastar garbanzos en hacerla y, al final, terminé comprándome estas bolitas de cerámica, muy prácticas si se van a hacer a menudo recetas con este tipo de masa ¡claro! o si se es una compradora compulsiva de todo tipo de accesorios y cacharros para la cocina (como es mi caso).

3- Una vez tengamos la masa preparada y con las judías, garbanzos o bolitas de cerámica encima, la horneamos durante unos 15 minutos aproximadamente a 180º. Sacamos y dejamos enfriar.

Mientras tanto vamos preparando el relleno:

4 - Echamos en el vaso el queso, cortado en trozos, y lo rallamos durante 10 segundos a velocidad máxima. Reservamos.

5- A continuación ponemos en el vaso el jamón o bacon, sin cortezas y en pedacitos, y troceamos 4 segundos en velocidad 5. Vertemos en un plato y reservamos.

6 - Sin necesidad de lavar el vaso hacemos la bechamel. Ponemos en el vaso la leche, la harina, la mantequilla, el aceite y la pimienta y la nuez moscada y programamos 5 minutos, temperatura 90º, velocidad 3. Cuando termine el tiempo añadimos primero el queso y después los huevos. Mezclamos 6 segundos a velocidad 3. Incorporamos la nata y rectificamos de sal.

7- Seguidamente, extendemos sobre la tartaleta reservada el jamón o bacon picado y, a continuación, la mezcla del vaso. Adornamos, si se desea, con tiras de jamón o bacon e introducimos de nuevo en el horno, precalentado a 180º, durante 20 o 25 minutos. Pinchamos en el centro para comprobar que esté cuajada.

VARIANTE: Se puede cambiar el jamón por ahumados, espinacas, brécol, setas o champiñones, corazones de alcachofas, etc, obteniendo así diferentes tipos de quiches.



Se puede servir caliente, recién hecho o del tiempo. Al día siguiente está, también buenísima.











2 comentarios:

  1. Reconozco que tu quiche está muy buena, pero también resulta muy sabrosa haciéndola sin Thermomix, con la receta de toda la vida: una masa de hojaldre, una mezcla de huevos, nata, queso rallado, jamón y bacon. Se vierte la mezcla encima de la masa, previamente horneada unos minutos. Exquisita acompañada de una ensalada de lechugas variadas, con vinagreta de moutarde de Dijon.
    La quiche de quesos también resulta buenísima. Un buen momento para hacerla es cuando nos quedan unos cuantos trocitos de quesos en la nevera. Los mezclamos con un par de huevos y nata líquida, echamos la mezcla encima de la masa y cubrimos de rodajas de tomates. Horneamos y ¡a saborear!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus sugerencias Steph. Lo bueno de la quiche es su versatilidad, admite todo tipo de ingredientes y siempre está espectacular. El hacerla con thermomix o con cualquier otro robot de cocina no implica que salga mejor pero sí que nos ahorra mucho trabajo, sobre todo si haces la masa quebrada tú misma. En mi caso, prefiero la quiche con masa quebrada pero eso, como casi todo, va en gustos.

    ResponderEliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips