viernes, 27 de septiembre de 2013

PATATAS PARA GUARNICIÓN (En microondas)

¿A qué niño, y no tan niño, no le gustan las patatas como acompañamiento de su filete, hamburguesa, etc?

Aquí tenéis una forma de cocinarlas sin necesidad de utilizar las típicas patatas fritas congeladas y litros de aceite. Aparte, es tan rápido de hacer y limpio (pues no se ensucia nada más que el recipiente donde se vayan a cocinar) que no te dará ninguna pereza prepararlas en un "pis pas" a la hora de la cena o comida.

Patatas de guarnición en microondas
Patatas de guarnición en microondas


Ya he comentado en varias ocasiones que las patatas es uno de los ingredientes más agradecidos al cocinarlos en el microondas. Por si no lo he dicho ya, tengo cierta manía a freír cosas, no sé si es por la cantidad de aceite que se utiliza, por lo que se ensucia la cocina o porque me sienta fatal al estómago pero no veréis muchas recetas mías en las que se requiera freír. Por supuesto, unas croquetas (¡me encantan, no lo puedo remediar!) tienen que freírse, no hay de otra, pero unas empanadillas se pueden meter al horno y, para mi gusto, están mucho menos pesadas que si se fríen.

Bueno, a lo que iba. Las patatas hechas en el microondas salen buenísimas, mucho más sanas y no requieren prácticamente nada de aceite.

INGREDIENTES:

- Patatas -  Depende de para cuántos comensales, yo suelo poner una mediana por persona
- 3 o 4 cucharadas de aceite (depende un poco también de la cantidad de patata que se ponga)
- Sal
- Tomillo (o cualquier otra hierba que nos guste)

PREPARACIÓN:

Pelamos y lavamos las patatas. Las cortamos en cuadraditos o como más nos guste y las ponemos en un recipiente apto para microondas donde vayamos a cocinarlas. En esta entrada hablo sobre los recipientes pyrex que utilizo yo. 
Añadimos la sal, el tomillo y el aceite, le damos vueltas y tapamos.



Patatas para guarnición


Como ya expliqué en la entrada dedicada al microondas, y que aconsejo que leáis si no estáis familiarizados a cocinar con él, los alimentos se cocinan en su propio jugo aumentando así el sabor de los mismos, se utiliza mucho menos aceite y se manchan muchos menos recipientes. A eso le sumamos que conservan mucho mejor sus vitaminas y resto de nutrientes. 

Un requisito fundamental para cocinar en microondas es que los alimentos no pierdan nada de humedad, si no, el resultado sería una comida seca. Esto lo evitaremos cocinando con un recipiente con tapa y sin pasarnos en los tiempos de cocción. Como ya he dicho en varias ocasiones, no pasa nada por ir parando y abriendo el microondas hasta que nos habituemos a él.

De media, en un microondas con una potencia de 1000W, por cada patata mediana programaríamos 3 minutos aproximadamente a máxima potencia, es decir, para esta receta que puse 4 patatas medianas, lo programaríamos 12 minutos (evidentemente, un microondas de menos potencia requerirá más minutos por patata).  Esto depende de cada microondas, potencia, etc. Siempre es preferible, al principio, programar menos y abrir para verificar. Aprovechamos para darle unas vueltas a las patatas para que todo se impregne del aceite y volvemos a programar otros 3 o 5 minutos, según vayamos viendo. 
Esto será sólo al principio, en cuanto nos acostumbremos no hará falta. 
También hay que tener en cuenta los tiempos de reposo. Todas las recetas, una vez terminado el tiempo programado, hay que dejarlas unos minutos dentro del microondas para que terminen de cocerse. 

Como veis, receta ¡sencilla, sana y rápida a más no poder!








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips