AGUA DE JAMAICA

Aguas frescas es el nombre genérico que se da en México a bebidas no alcohólicas a base de agua, fruta y azúcar. Además de  frutas también se elaboran a base de granos y flores. Las hay de todo tipo: de melón, tamarindo, papaya, sandía, guayaba, coco ... También se considera agua fresca  la horchata, la cual en España se suele hacer con chufas y en México es más habitual la de arroz. Se beben frías y se consumen en toda la República Mexicana.

En México es habitual comer con aguas frescas sustituyendo a los refrescos, lo cual resulta  mucho más saludable.

Una de mis preferidas es el Agua de Jamaica.


Agua de Jamaica
Agua de jamaica


A la flor de Jamaica, cuyo nombre científico es el Hibiscus sabdariffa, o Hibisco, se le atribuyen muchas  propiedades medicinales (diuréticas, antihipertensivas, antiparasitarias e incluso laxantes).

Todavía recuerdo la primera vez que la probé. Fue en mi primera visita a México, en Taxco. Fue en una taquería donde fuimos a cenar,   me la ofrecieron y no sabía de qué se trataba. Ramón me animó a probarla.
No se me olvidará nunca esa taquería, ni los tacos de chorizo que me tomé allí ¡no sé qué me gustó más, si los tacos o el agua de jamaica!
Desde entonces, cada vez que íbamos a México volvíamos cargados de bolsas de jamaica para tener siempre en casa.  Ahora, por suerte, ya podemos comprarla aquí en España

INGREDIENTES:

- Flor de Jamaica (un puñado grande o puñado y medio)
- Agua (1 litro aproximadamente)
- Azúcar, miel, edulcorante, etc (al gusto de cada cual)

La flor de jamaica la venden seca en bolsas


Flor de jamaica
Flor de jamaica



Ponemos las flores con el agua a hervir en una cacerola. Una vez que el agua empiece a hervir lo mantenemos unos 10 minutos y apagamos.



Flor de jamaica puesta a hervir





Una vez hervida, se cuelan las flores.


Flor de jamaica hervida


Estas flores no las tiraremos. Podemos volver a hervirlas para sacar más esencia de jamaica o bien hacer unas quesadillas de jamaica. Os pasaré próximamente la receta.

El agua que tenemos es la esencia. Ahora añadiremos más agua y azúcar. 
Si nos gusta fuerte, añadiremos la misma cantidad de agua de la que tenemos de esencia, es decir, por un litro de esencia otro litro de agua, al 50%. Si nos gusta menos fuerte podemos bajar la proporción de la esencia (3/4 de agua  por  1/4 de esencia).

Lo endulzamos. Esto también va en gustos, es como endulzar una taza de café, hay quien le gusta con mucho azúcar, con poco, con miel o con edulcorante. Vamos probando para no pasarnos.

Lo ideal es meterlo en el frigo y servirlo bien frío. Yo prefiero no añadirle hielos para que no reste sabor al agua.

También podemos meter este agua en cubiteras y, posteriormente, procesarlo en una licuadora, thermomix, etc y hacer granizado de jamaica o bien meterlo en heladeras y hacer polos o paletas de helado.

Si volvemos  a hervir la flor, tendremos que tener en cuenta que esta segunda vez el agua resultante no será tan fuerte por lo que habrá que añadir poco o nada de agua para elaborar el refresco.


Agua de jamaica
Agua de jamaica







Blogging tips