miércoles, 23 de octubre de 2013

CONSERVAR Y CONGELAR HIERBAS AROMÁTICAS FRESCAS

He decidido inaugurar una sección dedicada a  trucos y técnicas que nos ayuden en la cocina, ese tipo de cosas que no te suelen enseñar en los recetarios de cocina pero que los vas aprendiendo, bien sea por tu propia experiencia o leyendo en algún sitio en un momento dado.

A mí me han ayudado muchísimo pues supone un ahorro de tiempo y dinero en muchos casos y espero que a vosotros también.

Como ya he comentado en otras ocasiones, una de las personas en las que más me he apoyado en la cocina ha sido Cristina Galiano. Si bien en lo que respecta a recetas no siempre he seguido muchas de ellas, en todo lo que respecta a técnicas de cocina rápida, microondas, ollas, etc y técnicas de congelación y conservación de alimentos, tengo que decir que  he puesto en práctica más de un 80% de las mismas y todas con mucho éxito.
Ya hablé de su libro de recetas para microondas. Si alguien está interesado, Cristina Galiano tiene un libro dedicado a técnicas para conservar y congelar alimentos que está genial.

No obstante, yo iré poniendo distintas técnicas que he utilizado y dando mi versión personal sobre ellas.

Hoy quiero hablaros sobre cómo conservar y congelar hierbas aromáticas. Yo las utilizo muchísimo, me encanta tener un montón de botecitos con hierbas secas que pueda utilizar en cualquier momento pero hay algunas de ellas que me gustan mucho más si están frescas. Es el caso de la hierba buena, menta, cebollino o albahaca. Evidentemente no vamos a hacer un mojito con hierbabuena seca, ¿no?

Pues bien, si compramos un manojo de hierbas que vayamos a utilizar en un plazo de tiempo más o menos corto, por ejemplo una semana, lo que podemos hacer es conservarlas en el frigorífico de la siguiente forma:

No las vamos a lavar hasta el momento de utilizarlas. Si tienen algunas gotas o están un poquito mojadas, lo que haremos será secarlas bien con un papel de cocina. Las colocaremos en un tupper que habremos recubierto previamente con papel de cocina para que éste absorba bien cualquier resto de humedad o transpiración. Intentaremos que el tupper o recipiente esté lo más lleno posible. Luego taparemos e introduciremos en la nevera. Si tenemos el cuidado de cambiar el papel cuando veamos que éste se ha humedecido, las hierbas se conservarán perfectamente durante unos días y cuando las queramos utilizar estarán como recién compradas.

Prestad atención y si veis que las hierbas, cuando las hayamos comprado no están muy frescas, están sucias, con barro o están muy mojadas, evitad conservarlas porque no os durarán mucho.

Si lo que queremos es congelarlas y tener siempre hierbas frescas en nuestro congelador para utilizar en cualquier momento, lo que haremos será lo siguiente:

Una vez que lleguemos a casa las lavaremos, secaremos muy bien (yo las seco y las dejo encima de una bandeja con papel de cocina hasta asegurarme de que están bien secas) y las picamos. Las introducimos dentro de un tupper o bote de cristal (intentamos que esté bien lleno, cuanto más lleno mejor) y guardamos en el congelador hasta que queramos utilizar. Cuando llegue el momento de utilizarlas, sacamos con la ayuda de la punta de un cuchillo la cantidad que necesitemos y guardamos el resto.

Hay que decir que, con esta técnica, las hierbas una vez sacadas del congelador, al descongelarse, quedarán como mojadas pero mantendrán todo su color, vitaminas y sabor. Si las queremos para decorar, esta técnica no nos servirá pues, de aspecto, no estarán muy bonitas. Si, por ejemplo, queremos guardar hierba buena o menta para hacer unos mojitos,  no picaremos las hojas, las guardaremos enteras y, aunque de aspecto no estén frescas, como es para echarlas junto con el resto de ingredientes, tampoco importará aportarán todo su sabor.







3 comentarios:

  1. Acabo de encontrar tu blog y estoy contentísima de encontraros! buscaba recetas mexicanas y las tuyas son auténticas y paso a paso, que más se puede pedir?! además, leyendo y mirando el resto veo que tenemos muchisímas cosas en común y que te basas como yo en las enseñanzas de Cristina Galiano. Desde luego que darte la enhorabuena por tu blog, y a partir de ahora os seguiré. Un saludo Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Cristina, me hace mucha ilusión que hayas podido encontrar soluciones a tus preguntas en el blog, de eso se trata. Encantada de tenerte por acá, ya sabes que para lo que necesites, aquí estamos. Un saludo.

      Eliminar
  2. Muchas gracias. Voy a aprovechar las que tengo en el jardin

    ResponderEliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips