jueves, 9 de enero de 2014

DECORACIÓN DE GALLETAS CON GLASA (PASO A PASO) GALLETAS PEPPA PIG

Antes de nada quería desearos a todos un Feliz Año 2014. En Navidades he estado fuera y no he podido publicar nada así que intentaré ir publicando poco a poco lo que tenía previsto hacer. Quería haber puesto un paso a paso del roscón de reyes pero, evidentemente, a estas alturas de la película, como que no tiene mucho sentido, lo dejaremos para el próximo año.

Hoy traigo una entrada que tenía pendiente de publicar, el paso a paso para hacer galletas decoradas, tan de moda últimamente. Como yo soy la que hago la receta y las fotos, a veces me resulta un poco complicado poder hacer el paso a paso ya que, con las manos en la masa, estar cogiendo la cámara resulta un poco engorroso, y más con el tema de la decoración de galletas;  así que, aprovechando que hice unas galletas de Peppa Pig, que son bastante sencillitas y me permitían más movilidad, aproveché para hacer las fotos y poder escribir esta entrada.


Galleta de Peppa Pig



Decorar galletas resulta una actividad muy entretenida pero  precisa de mucha paciencia y te tiene que gustar, definitivamente, requieren trabajo, material y tiempo.

Si hay alguien que, como yo hace un año, está buscando información al respecto y puedo ayudarle con la información que aporto, estaré feliz. Si tenéis preguntas que hacerme, ya sabéis que estoy a vuestra disposición. No obstante, todavía me queda mucho que aprender pero con la práctica y el tiempo todo se consigue.

Empecemos, por lo tanto, desde el principio, con la masa.

MASA:

Ya he comentado en otras ocasiones que la masa que suelo hacer es la receta de Julia, de su blog postreadicción. Me sale perfecta y, por lo tanto, no suelo variar mucho. Cuando las hago de chocolate, la receta que hago es la de Mirta, del blog Dulcesentimiento. Las de chocolate están buenísimas pero a mí me cuesta un poco más manejar la masa mientras que la masa de las galletas de mantequilla se maneja fenomenal.

Ingredientes para la masa:

- 250 g mantequilla a temperatura ambiente (1)
- 175 g azúcar glas (2)
- 1 cucharadita de esencia de vainilla (3) y 1 cucharadita esencia de mantequilla (opcional)
- 1 huevo normal + 1 yema a temperatura ambiente
- 550 g harina normal todo uso


(1) He probado muchos tipos de mantequilla, desde las más caras a las de marca blanca y no he notado diferencia alguna. Me va fenomenal la de marca Hacendado de Mercadona o la de Día y son las que suelo utilizar. Es importante que esté a temperatura ambiente (punto pomada) pero no vale calentarla en el microondas ni encima de un radiador.

(2) El azúcar glas que utilizo para la masa la glaseo yo en la thermomix, para la masa va perfecto.

(3) Yo utilizo extracto de vainilla de madagascar, definitivamente marca la diferencia pero si utilizáis uno normal también vale.


Ingredientes masa para galletas



Elaboración de la masa:

Yo hago la masa con la Kitchen Aid, podéis utilizar cualquier otro robot amasador o thermomix. Manualmente también aunque, será más trabajoso.


Con la Kitchen Aid con el accesorio de palas planas (o Thermomix con mariposa), batiremos la mantequilla a velocidad 3, lo justo para que se nos ablande un poco (en verano tardará menos que en invierno debido a que hace más calor). Bajamos la velocidad a 1 y vamos añadiendo poco a poco, el azúcar.

Una vez ligado bien el azúcar, seguimos batiendo a velocidad 1 y vamos vertiendo el huevo (que habremos batido ligeramente antes)


Elaboración masa para galletas decoradas


Quizás tengamos que parar la máquina y bajar los restos varias veces hasta que se integre perfectamente. 
Añadimos las esencias y batimos un poco más.
Comenzamos a añadir la harina sin dejar de batir a velocidad 1. Lo haremos poco a poco, a cucharadas. Estará lista cuando la masa se separe de las pareces.

Sacamos la masa y separamos en 2 formando 2 bolas. Guardamos una de ellas tapada con papel film para que no se nos reseque y trabajamos la primera. La colocamos entre 2 trozos de papel de hornear y estiramos con un rodillo. Lo ideal es que  nos ayudemos de unas anillos niveladores para rodillo .

que nos permitirá que la masa tenga el mismo grosor por todas partes, así las galletas saldrán perfectas. También podéis hacerlo con unas tablillas niveladoras.



Elaboración galletas decoradas



Una vez estiradas las masas, y colocadas con entre dos trozos de papel de hornear, procederemos a meterlas en el frigorífico un mínimo de 2 horas. Yo, a veces la tengo toda la noche y preparo las galletas al día siguiente.

Pasado ese tiempo, sacamos la masa del frigorífico y procedemos a cortar las galletas con el cortador elegido. Si, por un casual no tenemos cortador de lo que queremos hacer, podemos dibujarlo en un cartón, recortarlo y colocarlo sobre la masa. Si no somos muy buenas dibujando, siempre está la opción de buscar un dibujo en internet, imprimirlo al tamaño deseado y recortarlo. Recortaremos la masa con la ayuda de un cuchillo, galleta por galleta. Evidentemente esto supone mucho más trabajo pero, a veces no encontramos el cortador que queremos. Es lo que me ocurrió a mí el año pasado cuando quise hacer mis galletas de nazarenos para Semana Santa. Al final me decidí a dibujarlas y recortarlas yo, una a una.



Galletas de nazareno




Elaboración de galletas decoradas




 Como la masa estará endurecida nos será mucho más fácil ir recortándolas. Las vamos colocando sobre una bandeja de hornear galletas o bien una bandeja de hornear sobre la que colocaremos papel de horno. Con los sobrantes de masa volvemos a amasar y seguiremos formando galletas hasta que se acabe. En tiempo de calor quizás sea necesario volver a introducir este masa sobrante en el frigorífico durante unos minutos para que la podamos trabajar bien ya que se ablandará más fácilmente.

Llegados a este punto podemos congelar las galletas para hornear en un futuro. Habrá que colocarlas bien, sobre papel de hornear y sobre una bandeja. Una vez congeladas, al día siguiente por ejemplo, podemos colocarlas en una bolsa de congelar para que no les entre escarcha del congelador. Cuando queramos hornearlas, sacaremos mientras se precalienta el horno y estarán listas.

Horneamos a 180º durante unos 13 minutos aproximadamente. De todas formas conviene vigilarlo ya que cada horno es un mundo. Las galletas estarán listas cuando empiecen a dorarse los bordes.

Sacamos y dejamos en la bandeja 5 minutos para que terminen de hacerse. Si las movemos inmediatamente estarán frágiles y podrán romperse. Con la ayuda de una espátula podemos alisarlas, con mucho cuidado de que no se rompan, para rebajar alguna posible pompa que se haya formado al hornearlas.

Transcurridos 5 minutos pasamos a una rejilla para que se enfríen bien por arriba y por abajo sin correr el riesgo de que se humedezcan. Yo tengo un conjunto de 3 rejillas que me permite poner 3 pisos de galletas para que se enfríen a la vez.


Hornear galletas y enfriar en  una rejilla


Una vez frías podemos comenzar a decorarlas. Hay quien dice que hay que esperar un mínimo de 2 horas y otros dicen incluso que 2 días. Yo lo hago una vez que están completamente frías. A veces, si es tarde, las guardo en una caja de latón y decoro al día siguiente.


DECORACIÓN CON GLASA:

Decorar con glasa lleva su tiempo pero a mí, personalmente, me gusta mucho, me relaja y, como lo hago cuando me apetece, no me supone ningún estrés, lo hago por puro hobby.

Cuando me pongo a decorar galletas mi cocina parece un laboratorio en el que dispongo todo el material que necesito, bien colocado ya que, en el momento que olvidamos algo es un lío empezar a buscar.

Normalemente, cuando vayamos a decorar galletas habremos decidido previamente qué queremos hacer, los dibujos, colores, etc. La improvisación no suele salir bien. En mi caso, intento no utilizar más de 3 colores aunque no siempre puede ser pero,  me facilita el trabajo.

Material que utilizo para decorar galletas:


- Mangas pasteleras
- Papel film de cocina
- Adaptadores de boquillas (nos permite cambiar de boquilla y seguir utilizando la misma glasa). Uno por color que vayamos a utilizar
- Boquillas del nº 2 o del nº 3 para el delineado y del nº 1 para los detalles decorativos (aunque a mí me cuesta bastante trabajar con la del 1 ya que se me atasca mucho la boquilla). También una por cada color que utilicemos.
- Palillos de madera pequeños o de brocheta
- Un vaso para colocar cada manga pastelera (uno por cada color de glasa)
- Un trozo de paño o bayeta húmeda que introduciremos en cada vaso para que, cuando no estemos utilizando un color, coloquemos la manga pastelera en él y no se nos seque la glasa (hay que tener en cuenta que la glasa se seca muy rápido en contacto con el aire y se nos pueden obstruir las boquillas).
- Pinzas de bolsas para cerrar las mangas pasteleras por arriba (uno por cada color de glasa) y evitar que se nos derrame la glasa por arriba
- Biberones de repostería para la glasa de relleno. Uno por color.
- Cuencos para realizar cada una de las mezclas de glasa con su color respectivo.
- Cepillitos limpia boquillas.



Material para decorar galletas con glasa




Yo hago la glasa con Polvo de Merengue y con la kitchen Aid. Con la thermomix sería igual pero utilizando el accesorio mariposa. También lo podéis hacer con el accesorio varillas de una minipimer o similar.

El polvo de Merengue, hasta hace poco, era difícil de encontrar en España. Yo utilizo el de la marca CK que no lo venden España. Lo compro en EEUU en la tienda de Karen´s Cookies (ojo con los gastos de envío y posibles gastos de aduana si el pedido sobrepasa los 20 euros).
Aquí se encuentran otras marcas, también lo podéis encontrar como claras de huevo deshidratadas o albúmina.
La glasa con el polvo de merengue queda mucho más blanca que si se hace con claras de huevo. Además, aunque digan que tiene una duración de unos días, yo he llegado a tenerla hasta 3 semanas bien guardada en el frigo y estaba perfecta, lo único que habrá que hacer es mezclarla bien pues se habrá separado un poco el el líquido del sólido.

GLASA: (Receta del blog de Julia, Postreadicción) A esta receta yo le añado esencias de sabores para que la glasa no sepa sólo a azúcar.

160 g agua
950 g azúcar glas o icing sugar tamizado. Aquí sí que es importante que el azúcar glas sea comprado y no hecho en casa. Es importante para que sea bien fino y no se atasquen las boquillas.
2 cucharaditas de jarabe de maíz (opcional). Le da más brillo a la glasa.
2 cucharaditas de esencia de limón, naranja o cualquier otra que nos guste.
Colorantes alimentarios. A mí me gustan los de la marca Sugarflair o Americolor, en especial estos últimos. Es importante que sean en gel o pasta ya que los que son líquidos pueden alterar la textura de la glasa.




Ingredientes glasa para decorar galletas


Elaboración para la glasa de delineado:

Kitchen Aid u otra amasadora batidora:  batir con varillas el polvo de merengue con el agua durante 5 segundos a velocidad 8. Añadir de golpe el azúcar glas, la esencia de limón o naranja (u otra a nuestra elección) y el jarabe de maíz y batir con palas planas durante 10 minutos a velocidad 1, hasta que forme picos blandos.

Thermomix batir con mariposa el polvo de merengue con el agua durante 10 segundos a velocidad 4. Añadir de una vez el azúcar glas, esencia de limón o naranja (u otra a nuestra elección)  y el jarabe de maíz y batir (aún con mariposa) durante 8-10 minutos a velocidad 1, hasta que forme picos blandos.

Este textura de glaseado será la que utilizaremos para delinear la galleta (sería una textura más densa, similar a la de la pasta de dientes). Esta misma textura la que utilizaremos también para los detalles decorativos que queramos poner una vez que hayamos rellenado la galleta con la glasa de relleno.


Elaboración de la glasa para el delineado de la galleta


Yo lo que hago es, en primer lugar la glasa, la separo en distintos cuencos, dependiendo de los colores que vaya a necesitar para decorar mis galletas. Añado el colorante (es mejor hacer glasa de sobra a que nos falte, ya que luego será difícil conseguir el mismo color).


Elaboración de la glasa de delineado


Una vez tengamos las distintas tonalidades, separamos una cantidad (menor que la que dejaremos para rellenar) que será la que vayamos a utilizar para delinear, la envolvemos en papel film y la metemos en las mangas pasteleras.Yo sigo la técnica de Karen´s Cookies, me evita ensuciarme y es muy práctica: una vez tenemosla glasa de delineado en papel film, le doy vueltas como si fuera un caramelo y lo meto en la manga pastelera (a la que habré puesto un adaptador de boquillas). Corto el excedente de plástico que sobresale por abajo,  pongo la boquilla deseada y el adaptador. Le pongo una pinza en la parte de arriba para que no se derrame la glasa y la coloco en un vaso con un paño húmedo para evitar que se reseque la glasa y tenerla preparada para trabajar con ella.


Rellenando la manga pastelera con la glasa del delineado metida en papel film


Os dejo el link al video de Karen donde podéis verlo mejor:




Con la glasa restante haremos el glaseado de relleno. Necesitaríamos añadirle un poquito de agua, pero muy poco. Lo ideal es utilizar un vaporizador y pulverizar un poco. Remover bien, intentando que no queden burbujas. La textura ideal sería similar a la de la cola de pegar así que vamos pulverizando poco a poco, dando vueltas y viendo cómo queda hasta conseguir el resultado deseado . Todo es cuestión de práctica y con el tiempo sabremos cuánta agua tendremos que añadir.


Elaboración de la glasa de relleno




Introducir la glasa en un biberón de repostería


La glasa de relleno la introducimos en  biberones de repostería, que tienen la boquilla más grande y nos facilitará el trabajo.


Los biberones que yo tengo tienen tapón para cerrar y evitar que se reseque la glasa cuando no se está utilizando.
La glasa que nos sobre la colocaremos en un tupper bien cubierta con papel film, intentando que no nos quede ninguna burbuja  de aire para que no se reseque. Podemos guardarla en el frigorífico o bien, si es de un día para otro no pasa nada por dejarlo fuera (es lo bueno de trabajar con polvo de merengue).



Guardar la glasa que nos sobre bien cubierta con papel film


Una vez tengamos todas las mezclas de colores y texturas de glasa preparadas (biberones, mangas pasteleras en sus vasos con un paño húmedo, palillos de madera, etc)  lo colocaremos encima de la mesa donde vayamos a trabajar. Es importante tener todo lo necesario a mano, por eso tenemos que tener bien pensado cómo vamos a decorar nuestras galletas.

Con todo: nuestra glasa, colores y texturas, vasos con sus  paños húmedos y  mangas pasteleras dentro, galletas bien colocadas en bandejas, etc, procedemos a decorarlas.

En primer lugar vamos delineando galleta por galleta, de 4 en 4 aproximadamente. Cuando terminemos con la cuarta comenzamos a rellenar con la glasa de relleno. Echamos la glasa aleatoriamente, luego cogemos la galleta con cuidado, movemos un poco y nos ayudamos con un palillo para rellenar huecos que se nos hayan quedado sin cubrir. Con el mismo palillo pinchamos posible pompas de aire que se hayan podido formar.


Glaseando galletas



Cuando hayamos terminado de glasear las galletas las tenemos que dejar secar. El tiempo dependerá de la época del año o humedad del lugar donde vivas. En Madrid yo necesito aproximadamente 1 noche.

Gracias a una de las miles de aportaciones que nos hace Julia (postreadicción), el pasado mes de noviembre nos habló de una técnica de secado rápido de la glasa de galletas que, para aquellas que solemos hacerlas, nos ha venido de perlas. Se trata de una técnica que utilizan en Japón y es secar la glasa con un deshidratador de alimentos. Podéis ver el post completo donde habla de él aquí. Así que, muchas de sus seguidoras, nos lanzamos a comprar el deshidratador de alimentos en Amazon. Tengo que decir que a mí me cuesta un poco más secarlas, unos 35 minutos, pero no deja de ser una auténtica maravilla. El año pasado cuando se me juntaron 5 comuniones de amigas para hacer galletas, tenía la casa entera con galletas glaseadas esperando secarse y muerta de miedo por si alguna se me caía y se rompía. Con el deshidratador podemos terminar la decoración en un solo día. Además, aporta mucho más brillo al glaseado y la galleta queda mucho más crujiente pues el hecho de tener la glasa durante tantas horas secándose hace que parte de la humedad pase a la galleta y con el deshidratador no pasa eso.





El deshidratador consta de 5 bandejas que nos permite secar a la vez unas 40 galletas de tamaño normal o 24 grandes, aproximadamente.

Una vez secas procedemos a decorar con los detalles que queramos. En este caso, como se trataba de Peppa Pig, pues le puse los ojos en blanco, esperé a que se secaran un poco y le puse la pupila, la boca, el hocico, agujeros de la nariz y moflete (sé que no tienen que ser naranjas pero es que ¡no tenía otro tono que le fueran!. Todo ello con la glasa un poquito más espesa, similar a la del relleno, con la boquilla nº 2, o nº 1 para los detalles pequeños (yo la nº 1 no la utilizo casi, no le he cogido todavía el truco y se me atasca continuamente la boquilla).



Galletas de Peppa Pig



Como eran para el cumpleaños de una niña que quería regalarlas a sus compañeros de clase, las embolsé en bolsas de papel celofán, atándolas con una cinta y con una etiqueta que hice en photoshop donde ponía "Felicidades Carolina".




Material para envolver galletas decoradas





Galletas decoradas



Es preferible hacer glasa de sobra y, con la que nos sobre, podemos hacer decoraciones para futuras galletas o cupcakes (ojos, flores, corazones, etc). Vamos realizando esas decoraciones sobre papel de hornear y, una vez secas, podemos guardar en bolsas o cajas y utilizar cuando las necesitemos. Yo suelo tener siempre ojos preparados ya que glasa blanca siempre me sobra y los ojos son muy recurridos.

Bueno, supongo que me habré dejado algo pues la decoración de galletas supone bastante trabajo, herramientas, pasos etc. Si me acuerdo de algo editaré  e intentaré ir mejorandolo. Si alguien le apetece adentrarse en este mundo, hay un montón de vídeos, sobre todo americanos, sobre este tema donde se explica perfectamente y, ya se sabe, ¡una imagen vale más que mil palabras.

Otro día os hablaré de la Decoración de galletas con fondant.

Espero haber podido ayudar y, aunque sea muy trabajoso, a quien le gusten las manualidades le puedo asegurar que es una actividad desestresante y muy entretenida. Además ...¡SE COMEN! Este es el deshidratador, por si alguno está interesado en adquirirlo

.




9 comentarios:

  1. Te quedo hermoso el paso a paso, me encantan las galletas decoradas, es un arte.

    ResponderEliminar
  2. Bueno , bueno ... las he hecho este fin de semana, sin decorar con glasa, eso el siguiente paso,pero qué ricas, hasta me dijeron que las había comprado :))).
    Ahora tengo que hacerlas sin gluten :)))
    ¿ Cuanta harina ? ¿ cómo ?
    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Pues en el tema del "sin gluten" todavía tengo que investigar bastante. Te diré que, en 2 ocasiones, las hice para Mariola y utilicé esta misma receta y con las mismas medidas de todo. Utilicé la harina sin gluten y tengo que decir que salieron muy ricas aunque la masa es mucho más difícil de trabajar y sufrí un poco. En cuanto investigue y saque alguna conclusión te cuento.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho el post guapa.
    Yo el otro día intenté hacer galletas con cartón porque no tenía cortadores pero no sé que hice mal que me quedaba la masa pegada al cartón, así que al final tuve que cambiar la receta y hacerla con cortadores.
    Ya me dirás tu truco.
    Un besito,
    Marta
    http://hechoparapeques.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, yo hice galletas con cartón en una ocasión porque quería hacer galletas con formas de nazarenos de semana santa y no encontraba el cortador. El truco está en que la masa esté bien fría para que no se pegue la mantequilla al cartón. Si la dejas, al menos, un par de horas en el frigorífico, después de haberla alisado con el rodillo, te aseguro que te facilitará la tarea. Un besote!

      Eliminar
  5. Me ha encantado tu post, ya hasta encargué mi deshidratador! Pero no se como se usa! Me podrías ayudar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pues si es el mismo que el mío es súper sencillo, sólo tiene un botón off y on así que, introduces las galletas, le das al on y puedes y parando y mirando porque, según el sitio donde vivas, la época del año, etc, puede variar mucho el tiempo de secado. En Madrid que el tiempo es muy seco en temporada de primavera (por poner de ejemplo un clima templado) puede llegar a tardar casi una hora. Espero haberte podido ayudar. Un saludo

      Eliminar
    2. Ah, pues si es el mismo que el mío es súper sencillo, sólo tiene un botón off y on así que, introduces las galletas, le das al on y puedes y parando y mirando porque, según el sitio donde vivas, la época del año, etc, puede variar mucho el tiempo de secado. En Madrid que el tiempo es muy seco en temporada de primavera (por poner de ejemplo un clima templado) puede llegar a tardar casi una hora. Espero haberte podido ayudar. Un saludo

      Eliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips