SALSA MACHA

Es una de las salsas que más consumimos en casa y más difícil de encontrar aquí en España.
Tenemos la suerte de tener amigos que vienen habitualmente y nos van trayendo municiones pero, a Ramón ya le urgía su salsa y no podía esperar a que su amigo Fernando llegase, así que me pidió que la hiciésemos.

La verdad es que es, tan sencilla de elaborar y dura tanto, que merece la pena hacerla y  tener siempre en casa.



Salsa macha


Es una de las salsas más picantes que hay,  pues está elaborada con puro chile. Asimismo, se le puede añadir cacahuete e, incluso, un poco de sésamo, y está verdaderamente rica, ¡eso sí, tomada con mucha moderación salvo que uno sea súper resistente al chile!

INGREDIENTES:

- 100 gr de chile de árbol (nosotros utilizamos chile serrano seco)
- 125 gr de cacahuetes pelados.
- 1 o 2 cucharadas de sésamo tostado  (ajonjolí) - opcional
- 100 gr de aceite de oliva (nosotros utilizamos oliva virgen).
- 1 diente de ajo.
- Sal(*).

(*) Si los cacahuetes llevan sal le añadiremos una poca al final para rectificar. Si no, le añadiremos un poco más desde el principio. El problema de esta salsa es que lo que es probarla para ver cómo va de sal está bien complicado por el grado de picor que tiene así que, salvo que aguantes muy bien el picor, tendrá que ser un poco a ojo, más vale quedarse corto que abusar de ella, siempre se podrá añadir más una vez hecha.




Ingredientes salsa macha


Ya sabéis que en España tenemos varias tiendas donde podemos comprar los chiles así como otros muchos productos mexicanos.

ELABORACIÓN:

- Ponemos en una sartén con un poco de aceite,  el diente de ajo a sofreir.
- Añadimos los chiles y sofreímos un poco, apenas 10 segundos, vuelta y vuelta. Si los sofreímos más, corremos el riesgo de que amarguen.
- Los retiramos y, en el mismo aceite, sofreímos los cacahuetes un poco. Si utilizamos sésamo, procederemos igual. 




elaboración salsa macha



- En una batidora, licuadora o thermomix, juntamos los chiles, cacahuetes, el ajo, el aceite que hemos utilizado para sofreír y el resto del aceite crudo y rectificamos de sal. Licuamos bien hasta que nos quede todo bien molido.



licuamos los ingredientes



- Guardamos la salsa en botecitos de cristal en el refrigerador. Nos durará muchísimo tiempo. 



salsa macha


Cuando vayamos a consumirla, veremos que el aceite se ha separado del resto y quedará en la parte de arriba, cogeremos con la ayuda de un cuchillo o cucharita un poco de la mezcla que habrá reposado.

Acompaña cualquier plato al que queramos añadir un toque de picante y sabor, unos huevos revueltos, unos perritos calientes, fajitas, hamburguesas, sopas, etc. Basta con añadir un poquito de esta salsa y remover. La diferencia es que Ramón le añade una cucharada mediana y yo, apenas una puntita del cuchillo y lo remuevo bien. 


salsa macha




Blogging tips