POLLO CON KIKOS: ¡una receta ideal para una merienda infantil!

Esta receta me la pasó una compañera del trabajo, siempre me hablaba de ella y decía que tenía mucho éxito cada vez que la hacía así que, para el cumpleaños de Nayeli la hice y, hay que decir que salvo un adulto al que no le gustó nada la mezcla, el resto estaba encantado con el pollito.

Asimismo, es ideal para prepararla con antelación ya que frío está igual de bueno. Es una receta muy sencilla, perfecta para una merienda de niños, cumpleaños, etc. Es tan fácil que ellos mismos puede ayudar a prepararla en casa, lo que les hará partícipes de los preparativos.


pollo con kikos
pollo con kikos

INGREDIENTES:

- 2 pechugas de pollo
- 1 huevo
- Sal
- Una bolsa de kikos
- Aceite

La cantidad de los ingredientes depende un poco de la cantidad que se vaya a hacer. Nosotros hicimos 2 pechugas porque formaba parte de toda la merienda del cumpleaños. Dependiendo de eso, se necesitaría también más o menos huevo y kikos.

ELABORACIÓN:

- En primer lugar machacamos bien los kikos con la ayuda de un mortero o procesador de alimentos, picadora, etc y colocamos en un plato o fuente.
- Cortamos las pechugas de pollo en tiras y salamos.
- Batimos el huevo en un plato hondo.
- Pasamos los trozos de pollo por el huevo y luego por los kikos, intentado que queden bien impregnados.

pollo con kikos


Llegados a este punto tenemos la opción de freírlos en abundante aceite caliente o bien ponerlos en el horno. A mí, como ya sabéis que lo de freír no lo llevo muy bien, todo lo que pueda hacer en el horno lo hago allí.

Coloqué en una bandeja de horno papel albal, rocié con aceite, coloqué las tiras de pollo y rocié aceite por encima con un pulverizador (si no tenéis podéis ayudaros de un pincel de cocina).

pollo con kikos


Precalentamos el horno a 180º dejamos en el horno hasta que veamos que está bien hecho el pollo (pinchamos con una brocheta o palillo para verificar). Pueden ser unos 20 minutos aproximadamente pero depende del horno y de lo grueso que hayamos partido las tiras de pollo.

Sacamos y reservamos. Si hemos frito el pollo, dejamos sobre papel de cocina para que absorba el excedente de grasa.

Lo que utilicé para servirlos, fueron unos envases como los que se utilizan para las patatas fritas. En este caso los diseñé yo y formaba parte de todo el kit de fiesta que le hice a Nayeli. No obstante, podéis bajaros una plantilla gratuita desde este enlace.



pollo con kikos



Y, ya sabéis que, si tenéis niños, ellos mismos pueden ayudaros a preparar esta sencilla receta. Es ideal para fiestas infantiles y, además, apto para celiacos pues no contiene gluten.

¡Espero que os haya gustado y, si os decidís a hacerla, me contéis qué os ha parecido!





Blogging tips