lunes, 15 de septiembre de 2014

MERMELADA DE MORAS (Con y sin thermomix)

Reconozco que se me pone una sonrisa de oreja a oreja cuando llega septiembre. Sí, me gusta mucho el verano, el calorcito, la piscina, playa, días larguísimos en los que anochece casi a las 22h00, etc pero, cuando llega septiembre me entra una alegría que no puedo con ella y es que empieza la época de recolección: Moras, membrillos, los tomates del huerto de mi padre, etc.

En octubre empieza la temporada de setas y en noviembre las castañas y es que no hay cosa que me guste más que salir al campo a recolectar lo que sea.

La primera recolecta han sido las moras y con ellas, ¿cómo no?, hemos hecho Mermelada de Moras.



Mermelada de moras

Las mermeladas se elaboran siempre igual, ya sea en la thermomix o de forma tradicional: Hay que cocer el mismo peso de fruta que de azúcar. A eso, le añadiremos un limón, bien pelado (sin nada de piel blanca) y sin pepitas. El limón aportará pectina (un espesante natural) a la mermelada.


Mermelada de moras
Zarzamoras en la Sierra de Madrid


Hay quien no quiere echar tanta azúcar a la mermelada y disminuye las cantidades, en ese caso, sólo hay que tener en cuenta que se conservará menos tiempo, ya que el azúcar es un conservante natural. No obstante, al final de este post, os daré trucos para conservar las mermeladas.

En los comercios, a la mermelada que contiene sólo fruta, azúcar y pectina, la venden bajo el nombre de confitura y lo que venden como mermelada, lleva conservantes y espesantes. Así pues, si no hacéis la mermelada en casa, os aconsejo que lo que compréis sea confitura.

Teniendo en cuenta esto, podéis hacer mermeladas de lo que queráis y mezclar las frutas que más os gusten, el método siempre será el mismo. Lo único que variará será que no todas las frutas contienen el mismo grado de pectina (cuanto más madura, menos pectina, aunque se tenga la creencia de que es al contrario). Los melocotones, por ejemplo, contienen mucha pectica y las fresas, poca. En función de eso, la mermelada podrá necesitar de más o menos tiempo de cocción.



Mermelada de moras


Una manera de ayudar a espesar mermeladas con frutas que contengan poca pectina es añadirles un poco de pectina comprada. La que encontraréis será la pectina de manzana. En Madrid la venden en Riesgo (C/ Desengaño, 22). En otros lugares, podéis pedirla a vuestro farmacéutico.


Mermelada de moras


INGREDIENTES:

- 500 gr de moras (o de cualquier otra fruta)
- 500 gr de azúcar
- 1 limón pelado y sin pepitas

ELABORACIÓN (Con thermomix)

- Lavamos las moras en un colador debajo del grifo, no las removemos, simplemente que les caiga el agua.
- Ponemos en el vaso todos los ingredientes. Es importante no poner más de 500 gr de fruta y azúcar ya que se puede salir la mermelada (¡esto os lo digo por experiencia!)
- Programamos 15 segundos en V 6 y 30 M, 100º, V1.
- Al cabo de ese tiempo, abrimos y verificamos qué tan espesa está la mermelada. Si, todavía le falta espesor, programamos 5min, Varoma, V1.

- Nota: En caso de hacer mermeladas con frutas que contengan poca pectina, a los 30 minutos podremos echar media cucharadita de café de polvos de pectina de manzana para que ayude a espesar y programamos los 5 minutos en velocidad varoma para que evapore y espese más.

En el caso de las moras, como contienen muchas pepitas, a mí me gusta colarla para quitárselas y quedará una mermelada con una consistencia parecida a la gelatina.



Mermelada de moras



ELABORACIÓN TRADICIONAL:

- Lavamos las moras colocándolas en un colador debajo del grifo, sin remover.
- Colocamos en una cacerola y echamos el azúcar encima. Lo dejamos reposar una hora. Al cabo de ese tiempo, ponemos las moras con el azúcar y el limón (limpio y sin pepitas) en una batidora (licuadora) y licuamos bien.
- Colocamos de nuevo en la cacerola y prendemos el fuego. Una vez que empiece a hervir, bajamos el fuego y mantenemos a fuego lento, dando vueltas (para impedir que se nos pegue) unos 40 o 50 minutos, eso dependerá de la pectina que lleve la fruta. Las moras, con ese tiempo, están hechas de sobra.
- Si hacéis mermelada de otra fruta, por ejemplo las fresas, y veis que no espesa demasiado, podéis añadirle un poquito de pectina de manzana (media cucharadita de café) cuando lleve unos 30 minutos.
- Colamos para quitarle las pepitas (eso es opcional)
- Rellenamos los tarros.

- Nota: Si utilizamos otra fruta y queremos que la mermelada nos quede con trocitos de fruta, cortamos en trozos y ponemos a hervir así la fruta.


Mermelada de moras



¿CÓMO CONSERVAR MERMELADA CASERA?

Si hacéis la mermelada con el azúcar necesario, es decir, la misma cantidad de azúcar que de fruta, no necesitaréis esterilizar y poner los tarros al baño maría. Lo único que tendréis que hacer será rellenar los tarros, hasta casi el borde, en el mismo momento en que terminéis de hacer la mermelada, bien caliente, incluso hirviendo, cerrarlos en caliente y dejarlos enfriar en la cocina. Una vez fríos, los guardáis en la despensa hasta que los vayáis a consumir.

Yo he llegado a consumir mermeladas guardadas así, hasta de 2 años (¡e incluso 3!) 

Un segundo método para que nos aguanten todavía más tiempo es hacer uso de parafina. La parafina es una sustancia parecida a la cera. La podéis comprar en droguerías (en Madrid en Comercial Riesgo, al igual que la pectina).

Lo que haremos será llenar los tarros y dejar apenas 2 milímetros sin rellenar. Tapamos y dejamos enfriar.
Una vez fría, deshacemos la parafina en un cazo, abrimos los tarros y rellenamos con la parafina. Al entrar en contacto con la mermelada fría, se solidifica. La parafina hará que no quede ningún hueco con aire dentro del tarro. 

Cerramos el tarro y guardamos. 

Conservación de mermeladas


Yo, la verdad es que no suelo utilizar este método pues con el normal se conservan perfectamente. Esta podría ser una opción para quien utiliza menos azúcar en la receta.

Cuando vayamos a abrir el bote, con la ayuda de un cuchillo, levantamos y saldrá la parafina sin problemas. Esa parafina podemos volver a utilizarla tantas veces como queramos, se lava y se guarda.

Cualquier mermelada, una vez abierta debemos conservar en el frigorífico.

Si tenéis moras de sobra, como ha sido nuestro caso este año, podéis congelar el resto. Como siempre, colocándo la fruta sobre una bandeja para que se congelen individualmente y, al día siguiente, una vez congelada, metemos en bolsas. 

De esta manera, siempre tendremos moras a nuestra disposición para tomarlas con una granola, hacer unos muffins, acompañar con yogur o cualquier cosa que se os ocurra.


Congelar moras


A mí me encanta decorar los botes de mermelada y decorarlos para futuros regalos. En navidad, podéis regalar a la profesora de vuestros niños una cestita con productos caseros: con mermeladas, dulce de membrillo, galletas, etc o a un compañero, amigo secreto, una amiga que os invite a tomar café en casa...

Recorto un trozo de tela para decorar la tapa, le pongo una etiqueta y escribo la fecha de envasado para que quede constancia.


Mermelada de moras casera


Fuente: Cristina Galiano (en especial todo lo relacionado a métodos de conservación de mermeladas)

12 comentarios:

  1. ¡Jo! Qué suerte poder hacer mermeladas caseras que estas frutas que tienen un pinta! Y los botes te han quedado muy bonitos. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las mermeladas caseras... sabes que a la de moras en casa le echamos también manzana??? sale riquísima... (he dicho le echamos????) la suegri quería decir... jijiji.. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Pues oye, si tu sugerí le echa manzana, la próxima vez la pruebo así. Hay muchas veces que añaden manzana para espesar ya que, las moras, al igual que las fresas, no tienen demasiada pectina.

      Eliminar
  3. Me encantan las mermeladas caseras y lo que ademas me gusta es la buena informacion que das sobre como conservarlas, muy bien explicado, gracias! Bs!

    ResponderEliminar
  4. Mmmm... Qué ganas de hacerla! Dos cositas Verónica, cuántos tarros salen con 500g de moras? No sé si merman mucho o no...
    Y en cuanto a métodos de conservación, que opinas del de darle la vuelta al tarro sin más hasta que se enfríe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dolors: Con un kilo de moras me salieron como 4 tarros y eso que le quité todas las pepitas que ocupan un montón.
      Si utilizas la misma cantidad de azúcar que de fruta, con cerrar los tarros nada más rellenarlos hasta arriba (si puede ser) no es necesario darles la vuela. Si utilizas menos cantidad de azúcar y quieres conservarlos por mucho tiempo, quizás sea conveniente el método de esterilizarlos al baño María pero, aún así, no te van a durar el mismo tiempo.

      Eliminar
  5. Me encanta la mermelada casera y esos botecitos te han quedado fantásticos!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Aisha! Disfruto casi más decorando los botecitos que haciendo la mermelada.

      Eliminar
  6. Pero mujer, mientras mas leo, mas engordo jajajaja... que maravillas de recetas y que delicioso se ve todo... tienes un blog muy lindo, me encanta.

    Abrazos
    Lucy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Lucy! Un besote enorme!

      Eliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips