SCONES (Paso a paso)

Los scones son unos panecillos individuales con forma redonda, típicos del Reino Unido. Son originarios de Escocia y se toman habitualmente para desayunar o merendar en países como Irlanda, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Aunque tradicionalmente el scone es redondo, se pueden encontrar también triangulares o cuadrados. Puede elaborarse con harina de trigo, centeno o avena. Se sirve templado (calentando un poco en el horno tradicional o microondas, partido por la mitad y acompañado de mermelada, mantequilla, clotted cream, lemon curd ... Es un imprescindible en la hora del té británica.

Suelen ser dulces y, a menudo, contienen uvas pasas, arándanos, dátiles, etc

SCONES
La receta de scones que hago es la de Richard Bertinett. Ya os he hablado de él en otras ocasiones, para mí es un referente en el tema del pan casero, fue con él y con su libro "5 tipos de masas para elaborar 50 tipos de pan" comencé a elaborar pan en casa, de forma fácil y sencilla.

La elaboración de los scones es muy sencilla pues se trata de una masa que no requiere trabajarla demasiado, simplemente mezclar los ingredientes, estirar y cortar.


INGREDIENTES:

- 150 gr de mantequilla con sal (fría). Si la tenemos sin sal, podemos incorporar una pizca de sal a la harina.
- 600 gr de harina común
- 150 gr de azúcar
- 40 gr de levadura química en polvo (tipo royal o gasificante)
- 190 gr de nata (crema de leche). -yo utilizo rica en grasa, más del 33%
- 190 gr de leche
- 2 huevos batidos con una pizca de sal para pincelar el scone por encima previo al horneado.





ELABORACIÓN:

- En un bol grande juntamos la harina con la mantequilla. La frotamos con las manos o bien con la ayuda de un machacador para hacer purés y mezclamos bien.

- Añadimos el azúcar, y la levadura en polvo y mezclamos hasta que se haya mezclado todo bien.

- Añadimos la nata, la leche y mezclamos bien con la ayuda de una rasqueta o con una cuchara de madera hasta que los ingredientes queden bien ligados.





- Enharinamos la superficie de trabajo.

- Volcamos la masa y amasamos un poco para terminar de ligar bien los ingredientes. Es importante no pasarnos de amasar ya que, si no, podría quedar una masa seca.

- Aplastamos con las manos y cubrimos con un paño de cocina limpio. Dejamos reposar 15 minutos (los cuales vienen bien para recoger y limpiar utensilios). Aprovechamos también para ir precalentando el horno a 220ºC. Recordad que para temas de repostería, el termómetro para el horno resulta un utensilio imprescindible.

- A los 15 minutos, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo de amasar y la dejamos de un tamaño aproximado de 2 o 3 cm de grosor.



- Vamos recortando los scones con la ayuda de un cortador redondo. Si los queremos triangulares o cuadrados, con un cuchillo vamos cortándolos. suelen tener un tamaño de unos 6 cm aproximadamente.

- Los vamos colocando en una bandeja para el horno, la cual habremos rociado con un poco de aceite o mantequilla o bien podemos colocarlos también sobre un papel para hornear. El objeto es que no se nos peguen.

- Los pincelamos con el huevo batido, esperamos 2 minutos y volvemos a pincelar.




- Introducimos en el horno, el cual estará precalentado a 220ºC y, en el mismo momento de introducirlos, bajamos la temperatura a 200ºC.

- Horneamos los scones unos 20 minutos o hasta que hayan aumentado su volumen y la superficie haya adquirido un color marrón dorado.


scones


Los scones se consumen templados. Podemos conservarlos en una caja de latón donde se nos conservarán perfectamente durante 4 o 5 días. Cuando vayamos a tomarlos, basta con calentar unos segundos en el microondas a temperatura baja.


scones


¿Habéis probado los scones?, ¿os gustan? ¿los habéis hecho en casa?

¡Ya me contaréis!
Blogging tips