CÓMO DECORAR GALLETAS CON AZÚCAR PARA DAR RELIEVE A DISTINTAS PARTES

Hacía tiempo que no escribía ninguna entrada sobre decoración de galletas y, dado que estamos entrando en unas fechas en las que podemos aprovechar para decorar galletas por distintos motivos (Halloween, Navidad, etc) aprovecho para escribir esta entrada sobre otra técnica para decorar galletas que a mí, personalmente, me encanta.

Esta técnica consiste en pegar, sobre la glasa, azúcar la cual le dará a la galleta un efecto de relieve muy bonito.

En este caso, decoré unos ángeles y el azúcar sirvió para dar el efecto de las plumas y la corona pero lo podéis utilizar para muchísimas otras cosas como, por ejemplo, vestidos, pantalones, etc.



Decorar galletas con azúcar


Sólo necesitaréis azúcar y pegamento comestible. Ya os enseñé cómo hacer pegamento comestible casero, el cual resulta muy económico y fácil. Hoy, os enseñaré también a colorear azúcar en casa para que podáis hacerla cuando la necesitéis y de los colores que vosotros queráis.


Para hacer galletas utilizo siempre la misma receta de masa y de glasa, la cuál podéis consultar en este link, en el mismo explico igualmente la técnica de decoración de las mismas.

Desde que Julia, del blog postreadicción, nos enseñó el descubrimiento del deshidratador de alimentos para acortar el tiempo de secado de la glasa, siempre lo utilizo ya que me resulta muy práctico y acorto mucho el tiempo de secado de las galletas.

El paso a paso de la decoración de estas galletas en las que utilicé 2 colores, fue el siguiente:

- En primer lugar le hice la cara al ángel y metí las galletas en el deshidratador 10 minutos para que, al glasear la túnica no se mezclara la glasa de la túnica con la de la cara.

- Saqué las galletas y glaseé las túnicas. Las metí 10 minutos en el deshidratador y así se secan lo suficiente para que, al hacer las alas, quede todo bien diferenciado sin mezclarse. ¡Cuidado al tocarlas porque no estarán totalmente secas, sino lo suficiente para que no se mezclen las distintas partes de la decoración!

- Por último glaseé las alas  y la corona e introduje 45 minutos en el deshidratador.



secado del glaseado con deshidratador


Tenéis que tener cuidado con los tiempos de secado. Dependiendo de la estación del año pueden variar muchísimo, así como de la zona y la humedad ambiental (en Madrid con el clima seco que tenemos se necesita menos tiempo que en un lugar húmedo como puede ser una localidad de costa). Comprobad que están bien secas tocando un poquito, prestando atención a no romper el glaseado. Si veis que necesitan más tiempo, seguís añadiendo minutos, no pasa nada.

Una vez que tengamos los ángeles (o cualquier otro tipo de galleta y decoración) glaseados, podemos proceder a incorporar la decoración con azúcar.

Para ello tan sólo necesitaremos pegamento comestible, azúcar y dos pinceles.

En primer lugar, con la ayuda del pincel, aplicamos pegamento comestible sobre la zona que queramos decorar.

Inmediatamente después, espolvoreamos azúcar sobre dicha zona.

Sacudimos para eliminar el sobrante

Con ayuda de otro pincel limpio, limpiamos el excedente de azúcar que haya podido quedar por los lados (al no tener pegamento, saldrá sola).



decorar galletas con azúcar


En este caso apliqué azúcar sobre las alas y sobre la corona para dar relieve a las mismas.



Decorar galletas con azúcar


Si lo que queréis es utilizar azúcar de colores, os recomiendo que lo hagáis vosotros, es mucho más económico, lo tendréis siempre disponible y lo podréis hacer de los colores que queráis.

Para colorear azúcar necesitaréis azúcar blanca normal y colorantes alimentarios líquidos. Es importante que sean líquidos, no lo podéis hacer con colorantes en gel ni en pasta.



Colorear azúcar


La técnica es muy sencilla: En un recipiente con tapa, ponéis el azúcar y una gotas de colorante. Agitáis bien varias veces para que se mezcle todo. Si queréis conseguir un color más intenso, vais añadiendo más gotas de colorante. Es importante hacerlo poco a poco, más vale quedarse corto que pasarse.

Una vez que hayáis conseguido el color deseado, sacáis el azúcar y, si véis que hay algún pegote de color lo mezcláis con las manos. Dejamos secar sobre una base plana (una bandeja, por ejemplo) unas horas y, después, guardamos de nuevo en un recipiente con tapa. Así nos puede durar muchísimo tiempo y lo tendremos disponible para futuras ocasiones.



Colorear azúcar


Espero que os haya gustado esta técnica, es muy útil, por ejemplo, para decorar galletas con forma de bolas de Navidad y quedan preciosas para decorar el árbol o poner como regalo en la mesa el día de Nochebuena.

¿Habéis decorado galletas alguna vez así?


Blogging tips