SMOOTHIE DE CALABAZA, PIÑA Y MANZANA

La receta que os traigo hoy participa en el BLOG HOP OTOÑO organizado por buenas amigas blogueras.

 ¿Sabéis lo que es un Blog hop? Pues yo me enteré hace apenas unos días así que, para los que estén como yo, os lo voy a explicar: Un blog hop es una lista de blogs que, de forma conjunta, deciden publicar una entrada, un día determinado, con una temática común. Evidentemente, dadas las fechas en las que nos encontramos, ¡qué mejor temática que una "calabaza" para hacer con ella maravillas.

Me ha encantado ser partícipe de este Blog Hop por varias razones. Primero porque a este grupo de bloggers nos une una pasión por lo que hacemos, una amistad virtual que espero y deseo que un día se formalice físicamente y, sobre todo, porque en esta lista encontraréis todo tipo de blogs y temáticas: Blogs de recetas, manualidades, fotografía ...  por lo que ha sido una experiencia increíble ver lo que cada una, con su imaginación,  manitas y mucha ilusión ha sido capaz de hacer con una simple calabaza.

Esta entrada me da la oportunidad de daros a conocer unos blogs fantásticos para que podáis visitarlos y seguirlos.




Blog hop otoño



En mi caso,  os dejo una receta súper fácil, os puedo asegurar que riquísima, para que aprovechéis la temporada de calabazas. Si celebráis Halloween, ahí tenéis un postre ideal, rápido y fresco para vuestra cena.

La receta la saqué del boletín de la thermomix al que estoy suscrita aunque, es tan sencilla que, con una simple licuadora o batidora de mano podéis hacerla.


SMOOTHIE DE CALABAZA, MANZANA Y PIÑA



smoothie de calabaza, piña y manzana


INGREDIENTES (para 4 personas)

- 500 g de agua
- 400 g de calabaza, en trozos (*)
- 300 g de zumo de manzana, frío
- 200 g de zumo de piña frío.
- 100 g de nata montada, para decorar (opcional)

(*) Yo compré la calabaza pelada y envasada al vacío, me resulta más cómodo pero, podéis comprarla entera y pelarla y también podéis comprar puré de calabaza que venden ya envasado en lata.


ELABORACIÓN

En primer lugar tenemos que cocer la calabaza.
Podéis hacerlo con el método que prefiráis. Yo lo hago en el microondas porque me resulta más fácil. Coloco la calabaza en un recipiente apto para microondas, sin agua, lo tapo y programo al máximo unos 7 minutos. Ya sabéis que, en cuestión de microondas, los tiempos dependen mucho de unos a otros y de la potencia que tenga el mismo. Es mejor ir viendo qué tal va quedando y programando más minutos (de 2 en 2) hasta que la calabaza esté totalmente cocida. Para más información sobre uso del microondas, podéis visitar esta entrada.


Dejamos enfriar la calabaza. Este paso podemos hacerlo con anterioridad y preparar el smoothie una vez vayamos a consumirlo.

Colocamos todos los ingredientes (salvo la nata) en la licuadora y licuamos bien.

Podemos tomarlo simplemente así, como un licuado de frutas, o bien para un postre más elaborado, servirlo en copas, cuencos o vasitos y adornar con nata montada.



smoothie de calabaza, manzana y piña


No resulta nada empalagoso, está riquísimo y es ideal para un postre posterior a una cena contundente.

Una vez preparado, se conserva perfectamente durante un día o día y medio en el frigorífico.


Sin más, os dejo el enlace a todos los blogs que han participado en esta iniciativa, el BLOG HOP DE OTOÑO para que veáis todo lo que se puede hacer con una CALABAZA.

Blogging tips