GUISO DE COSTILLAS CON PATATAS Y NÍSCALOS

Este es un guiso típico de mi madre cuando llegan estas épocas del año: esos días de otoño lluviosos y fríos en los que un guiso caliente nos devuelven a la vida.

Es un guiso que lo hace habitualmente con costillas y patatas y, en otoño, en especial cuando ha llovido bastante y hay muchas setas, le incorpora los níscalos (o rovellons) que tan buen sabor le dan.



guiso de costillas con patatas y níscalos


Ya os he hablado de nuestra pasión por salir al campo a recolectar todo lo recolectable y es que, otoño, es la época más apropiada para ello. Salir al campo supone toda una aventura tanto para los niños como para los mayores. Hacemos campeonatos de quién ha conseguido coger más setas o lo que sea.


níscalos


Desde el miércoles vamos consultando las previsiones del tiempo, esperando que el fin de semana no llueva para poder disfrutar más del día. Llegado el sábado o domingo, nos calzamos nuestras botas de campo, impermeable por si llueve y cogemos nuestras cestas de mimbre para recoger setas y bolsas de plástico para recoger piñas para decorarlas para navidad o flores secas para adornar la casa



guiso de costillas con patatas y níscalos



brezo



Los níscalos se encuentran en zonas boscosas de pinos y es fácilmente identificable aunque, como con cualquier tipo de seta, si no se conoce bien, es preferible no cogerla. Siempre está la opción de comprarla en el mercado y asegurarse de no cometer errores.



níscalos


INGREDIENTES (para 6 u 8 personas)

- 1,2 kg de costillas de cerdo.
- 600 gr de níscalos (*)
- 6 patatas medianas o 3 grandes
- 1 o 2 puerros (a mí me gusta mucho, por eso le echo 2).
- 1 pimiento verde o rojo.
- 1 diente de ajo.
- 1 lata de 400 gr de tomate triturado.
- Una cucharada de azúcar (para quitarle la acidez al tomate)
- Aceite de oliva suave, pimienta y sal.
- 2 o 3 vasos de agua.
- 1 vaso de vino blanco.

(*) Si no es época de níscalos, se puede hacer igual el guiso prescindiendo de los mismos.


guiso de costillas con patatas y níscalos


ELABORACIÓN

- En primer lugar lavamos bien los níscalos para quitarles toda la tierra que puedan tener y cortamos en trozos más pequeños.
- Cortamos las costillas (en caso de que no nos las hubieran cortado en la carnicería) y salpimentamos.
- Lavamos y cortamos los puerros y el pimiento.
- Pelamos y cortamos el diente de ajo.


guiso de costillas con patatas y níscalos


Es un guiso que podéis hacer en una olla rápida pero a mí, personalmente, me gusta más hacerlo en una cacerola a fuego lento y que vaya tomando bien el sabor de las costillas y las verduras el caldo. Yo lo hago en una cacerola de hierro.

- Echamos aceite en la cacerola y sofreímos las costillas. Sacamos y reservamos.
- En el mismo aceite, sofreímos los níscalos. Sacamos y reservamos.
- Incorporamos en la cacerola todos los ingredientes del sofrito: Puerros, ajo y pimiento. Y sofreímos bien hasta que queden bien sofritos todos los ingredientes. Si vemos que necesitamos un poco más de aceite echamos un poco más.
- Añadimos el tomate y el azúcar y le damos unas vueltas.
- Volvemos a echar en la cacerola los níscalos y las costillas reservadas, las patatas y echamos el agua y el vino. Las cantidades son un poco aproximadas, deberán cubrir los ingredientes y un par de dedos más (siempre el doble de agua que de vino).


guiso de costillas con patatas y níscalos



Añadimos un poco más de sal (sin pasarnos, siempre se puede rectificar más adelante) y dejamos hervir a fuego lento aproximadamente 45 minutos. Yo lo suelo dejar incluso más ya que me gusta que quede un caldito más espeso, prestando atención a que la patata no quede demasiado blanda.

Rectificamos de sal, en caso de ser necesario.


guiso de costillas con patatas y níscalos

Blogging tips