CREMA DE ZANAHORIA CON JENGIBRE Y MANZANA (¡una exquisitez al alcance de todos!)

Hasta ahora, cuando tomábamos crema de zanahoria en casa, solíamos preparar la receta que tengo publicada en el blog y que, todos los que la han probado, me han confirmado lo buenísima que está pero, desde que hicimos esta otra receta de crema de zanahoria con jengibre y manzana, el éxito fue tal, que ahora tenemos dudas entre elegir una u otra. Definitivamente tenéis que probarla porque el toque del jengibre y la manzana le da un toque fresco y distinto impresionante.



crema de zanahoria con jengibre y manzana



Esta receta es una adaptación de la receta de la sopa de zanahoria asada y jengibre del libro Life is Messy Kitchen de Mayi Carles. He hecho varias recetas de este libro y la verdad es que, hasta ahora, todas han sido un éxito, ¿os acordáis de las barritas energéticas con arándanos que tanto nos gustaron en casa?

Al igual que con la otra receta de Crema de Zanahorias, os explicaré cómo elaborarla de forma tradicional y con thermomix.

INGREDIENTES (PARA 4 personas)

- 900 gr de zanahorias peladas, lavadas y cortadas en rodajas
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- 2 cucharaditas de orégano
- 2 cucharaditas de sal
- 1 cebolla mediana pelada
- 1 penca de apio lavada y cortada en cuadraditos
- 2 dientes de ajo
- 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado (*)
- 800 gr de caldo de verduras (**)
- 1 manzana pelada, lavada y cortada en trozos.

(*) El jengibre, tal y como ya os he comentado en varias entradas, tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la salud. Podéis leerlas en este artículo de SaludMundo.com  así como formas de incorporarlo a nuestra dieta. En casa lo consumimos regularmente y lo utilizamos casi a diario ya sea en batidos, cremas, guisos, etc. Tal y como os explicamos en esta entrada, una manera de tener siempre jengibre fresco y que no se nos eche a perder, es congelarlo. Lo podéis cortar en trozos de unos 1,5 cm, envolvemos cada trozo en papel film y los metemos todos en una bolsa de congelación. Cuando vayamos a utilizarlo, podemos sacar directamente del congelador, pelar y rallar (lo cual resulta mucho más fácil, incluso, si está congelado)

(**) Puede ser casero, comprado y, si no tenéis, también podéis sustituirlo por la misma cantidad de agua y 2 cubitos de caldo de verduras.



crema de zanahorias con jengibre y manzana


ELABORACIÓN EN THERMOMIX

- En primer lugar colocamos la cebolla cortada en cuatro trozos y el ajo. Programamos 2 segundos V5. Bajamos los restos que hayan quedado en las paredes con la ayuda de la espátula, añadimos el apio cortado en trocitos  y el aceite y programamos 5 min - V - V2.
-  Introducimos las zanahorias, el orégano, la sal y el jengibre rallado y rehogamos 2 min - V - V2.
- Añadimos el caldo y programamos 15 min - V2.
- Una vez terminado el tiempo, añadimos la manzana pelada y cortada en trozos y programamos 1 minutos más - Varoma - V2.
- Pasado el tiempo, esperamos a que baje un poco la temperatura y trituramos 30 segundos en velocidad progresiva 5-8.


ELABORACIÓN FORMA TRADICIONAL

- Pelamos y picamos la cebolla, el ajo y el apio.
- Colocamos en una cacerola y calentamos el aceite. Añadimos la cebolla, el ajo y el apio y sofreímos bien hasta que quede la cebolla bien dorada.
- Añadimos las zanahorias peladas, lavadas y cortadas, el orégano, la sal y el jengibre. Sofreímos unos 3 minutos dando vueltas.
- Añadimos el caldo, subimos el fuego y, una vez que empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos hervir unos 20 minutos o hasta que veamos que la zanahoria está tierna.
- Añadimos la manzana y dejamos un minuto más.
- Trituramos con la ayuda de una batidora o licuadora.

TRUCO: Si os gusta el jengibre pero no lo utilizáis a diario, podéis comprar una raíz de jengibre y cortarla en trozos de un par de centímetros. Cada uno de los trozos lo envolvéis en papel film transparente y, a su vez, todos los trozos los metéis en una bolsa de congelación y congeláis. Así tendréis siempre disponible jengibre y, cuando lo vayáis a utilizar, basta con sacar una unidad y lo ralláis directamente, resulta, incluso, más fácil de rallar si está congelado.


crema de zanahorias con jengibre y manzana

Os animo a que la probéis porque, de verdad, está buenísima.
Blogging tips