CÓMO PREPARAR UNA RIQUÍSIMA FABADA ASTURIANA

Como ya os comentaba cuando celebré el primer aniversario del blog, una de las mejores cosas que me han pasado durante este tiempo ha sido el haber conocido a gente maravillosa, la mayoría perteneciente al grupo Blogirls 2.0 que creamos tras haber coincidido en un curso de blogging de Jackie Rueda.

Este grupo se creó con el objetivo de no perder el contacto después del curso pero fue creciendo su actividad y no ha decaído en absoluto. Hemos seguido trabajando juntas, en cuanto alguna tiene un problema o duda siempre hay alguien pendiente de resolverlo y ayudar. Es increíble el compañerismo que hay. De este grupo ha salido una revista trimestral que es como nuestro bebé mimado y, poco a poco y a pesar de que procedemos de diferentes países y continentes, nos estamos conociendo personalmente. Estoy convencida de que llegará un día que podamos incluso coincidir la mayoría.

Pues bien, hace unas semanas vinieron a visitarnos a Madrid Bea de Your lovely Party y Ana de La guinda del pastel (la una de Granada y la otra de Asturias). Disfrutamos de 3 días geniales en los que no paramos de hablar y compartir impresiones. Un día lo dedicamos a visitar y fotografiar mercados de Madrid junto a otras bloggers de la capital (¡se nos hizo cortísimo el día!). Y, además de todo eso, hubo tiempo para que Ana nos diera una clase magistral de decoración de cup cakes con fondant. Nos enseñó a hacer unos ositos preciosos. No cabe duda de que Ana tiene una vocación increíble y pone una pasión tremenda en lo que hace, no es de extrañar que los cursos que imparte en Asturias sean todo un éxito.

Cuando estábamos programando el viaje le pedí si me podía pasar su receta de fabada asturiana ya que, siempre y cuando tengo oportunidad, me gusta conseguir las recetas de alguien del lugar de origen y para mí es un orgullo tenerlas dentro de mi recetario, como en el caso del mole negro de Oaxaca (de mi amiga Sonia), los chiles en nogada (de Gabi), la tartiflette (de Steph) y ahora la fabada de Ana.


Receta fabada asturiana


No sólo me trajo la receta, probada en su casa previamente por si había que cambiar algo y asegurar peso de los ingredientes,  sino que venía con las fabes, el compango y el lacón para prepararla. Una vez más, ¡mil gracias Ana!

INGREDIENTES (para unas 4 personas. Si se quiere más, se doblan las cantidades)

- 350 gr de fabes (suelen utilizarse de la variedad denominada "de la granja")
- 1 trozo de lacón salado (125 gr aproximadamente)
- 1 trozo de tocino (*)
- 1 chorizo asturiano (*)
- 1 morcilla asturiana (*)
- 1 cebolla pequeña o media grande
- 1 o 2 dientes de ajo
- 1 manojo de perejil
- pimentón
- Agua para cocer (lo necesario para cubrir las fabes)
- Aceite de oliva
- Sal 

 (*) El chorizo, la morcilla y el tocino son los ingredientes del llamado "compango" que constituye el acompañamiento de embutidos que acompaña a la fabada asturiana y otro tipo de potajes de Asturias, Galicia y Cantabria. Suele venderse envasados al vacío y se encuentra en la mayoría de los supermercados. Asimismo, el lacón salado también es fácil encontrarlo envasado al vacío. Si no se encuentra, podemos omitirlo.


Receta fabada asturiana


ELABORACIÓN:

La noche previa ponemos en remojo las fabes y el lacón, en abundante agua del grifo.

Cuando vayamos a prepararlas, escurrimos y descartamos ese agua.
En una cacerola grande (proporcional a la cantidad de fabada que vayamos a preparar) ponemos las fabes con agua (la suficiente para cubrir). Tapamos y llevamos a ebullición y, en el momento en que empiecen a hervir, veremos que produce bastante espuma, colamos las fabes y desechamos ese agua. Volvemos a cubrir con agua y añadimos el embutido, el manojo de perejil atado con un hilo, la cebolla, un chorrito de aceite y un poco de sal (no demasiada ya que el embutido lleva sal y nos puede quedar salado, más vale añadir al final). Tapamos y llevamos de nuevo a ebullición. En el momento en que empiece a hervir, echamos un vaso de agua fría, "asustando" así a las fabes para evitar que se nos pelen.
Dejamos hervir a fuego lento y tapado por unas 3 horas aproximadamente.


Receta fabada asturiana


Cuando falten unos 15 minutos de cocción, sacamos el perejil y la cebolla y preparamos un sofrito con el ajo bien picadito. Sofreímos en aceite en una sartén y le añadimos el pimentón (fuera del fuego para que no se queme). Ese sofrito se lo añadimos a la fabada. En esa misma sartén y fuera del fuego, sacamos unas pocas fabes con un par de cucharadas de caldo y aplastamos con un tenedor, lo añadimos a la fabada, esto ayudará a que quede más espeso.

Probamos y rectificamos de sal.

Receta fabada asturiana

Trucos y consejos:

Tal y como dicen los asturianos, el secreto de una buena fabada son los ingredientes. Ya que se trata de un potaje con pocos ingredientes, estos tienen que ser excelentes, tanto las fabes como el compango.

Respecto al compango, dependiendo de las marcas variarán su sabor y picor, ahí cada cual irá probando y viendo el que más le guste. A mí, personalmente, me gusta el compango que venden en Mercadona porque tiene un sabor intenso y picante que está muy rico. La he vuelto a hacer con otra marca y, si bien estaba muy rica, prefiero el otro. Si tenéis oportunidad de comprar los ingredientes en una carnicería por separado y no envasado al vacío, pues mucho mejor.


Receta fabada asturiana


Me hizo mucha gracia cuando Ana me dijo que la mujer a la que le compró las fabes le insistió en que "del puerto de Pajares para abajo había que cocerlas con agua mineral ya que si no, no se hacían bien y podían quedar duras". Yo, muy bien mandada, lo hice así pero podéis probar ya que la cocción de las fabes dependerá de la calidad del agua y la del grifo varía su composición dependiendo del lugar y puede que con las 3 horas de cocción no sea suficiente.
Otro gran secreto de una buena fabada es la cocción de las fabes. Es mucho mejor una cocción lenta, con el fuego al mínimo y tapado. Es importante ir probando y, si las fabes ya están tiernas, apagar y no seguir al fuego y, si todavía les falta, pues ir aumentando el tiempo.
Durante la cocción no se debe dar vueltas a la fabada con una cuchara, símplemente mover la cacerola de vez en cuando ya que si no, podemos partir las fabes.
Si vemos que la fabada necesita más agua, podemos ir añadiendo un poco a mitad de cocción.
Es un plato que está mucho mejor de un día para otro, así que, la fabada es mejor prepararla con un día de antelación.

Receta fabada asturiana


Se sirve el embutido aparte, en una fuente que se dejará en el medio de la mesa para que cada cual se sirva lo que quiera, al gusto.


Receta fabada asturiana


Receta fabada asturiana

Una vez más, mil gracias Ana por tu receta, tus consejos y los ingredientes que me trajiste para prepararla, ¡eres un sol!



Blogging tips