martes, 8 de septiembre de 2015

ETON MESS Y UN PASEO POR LONDRES

Tras un largo descanso, el blog vuelve a su actividad habitual. Llega septiembre y vuelve la rutina para la mayoría de nosotros pero, estoy convencida de que, cuando regresamos con ganas de volver a esa rutina y de retomar nuestras actividades habituales (clases, gimnasio, trabajo, etc) es porque las vacaciones han sido lo que tenían que ser, un momento de descanso (ya sea físico o psíquico) de desconexión y disfrute.

Este año pasamos una semana en Londres. Somos muy afortunados ya que mi hermano lleva viviendo allí 20 años y, en cuanto podemos, nos hacemos una escapadita para visitarlos. En esta ocasión,  mi cuñada nos preparó un Eton Mess (el cual yo no tenía el placer de conocer) y nos gustó tantísimo que me dije que sería la receta que inauguraría  el blog en septiembre.


Eton Mess
El hecho de tener a la familia allí, es un lujo, no sólo por tener la posibilidad de disfrutar de Londres sino de poder hacerlo como lo hacen los locales, la gente que vive allí. De esta forma, aparte del turismo habitual que se quiera hacer, mi hermano se ocupa de organizarnos la vida social por las tardes. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de ver una ópera de niños al aire libre en Holland Park (Alice in Wonderland),  visitar una gran cantidad de pubs, todos ellos decorados con multitud de flores, asistir al festival de jazz de Ealing, el cual se celebra en un parque de Ealing al aire libre y la gente lleva su pic nic, etc. Os recomiendo que si tenéis intención de visitar Londres en verano, os informéis de actividades de este tipo y las aprovechéis.


Opera "Alice in Wonderland" en Holland Park



Pub The Churchill Arms 


Londres es una ciudad muy grande donde encuentras todo tipo de gente, barrios, edificios y atividades y aún así, siempre descubres algo nuevo por hacer. En esta ocasión, por ejemplo, hicimos el tour en barco desde El Parlamento hasta Greenwich, algo que te da una perspectiva totalmente distinta de los edificios de Londres. No obstante, no dejo de recomendar siempre el recorrido a pie por el paseo junto al Támesis que va desde El Parlamento hasta la Torre de Londres, a rebosar de gente paseando, tomando algo o repleto de foodtrucks que ofrecen todo tipo de comidas.


Paseo por el Támesis - Londres



Otro de mis paseos favoritos en Londres es el paseo por los canales que van desde Camden Town hasta Little Venice. Es realmente increíble pensar que vas caminando por esos canales y te encuentras en medio de Londres. Gente que vive en sus barcas y las acondiciona de tal manera que tienen un atractivo singular. Todas esas barcas de los canales con su terracita en la cubierta, decorada con candelabros, manteles, flores etc y se reparten unas parcelitas de apenas metro y medio para colocar sus mesas o plantar un huertecito en frente.


Cubierta de una barca en los canales 


Terraza perteneciente al dueño de una de las barcas de los canales

Nos encanta perdernos por estos lugares o por cualquiera de sus parques (a cuál más bonito).


Hyde Park

Por supuesto, nunca dejamos de visitar el mercado de Porto Bello pero, si queréis que os dé un consejo, no lo hagáis un sábado, día de mercado (y motivo por el que todo el mundo lo visita los sábados). Pensaréis entonces que qué sentido tiene ir otro día. Pues bien, si lo visitáis un viernes, también tendréis muchos puestos callejeros (no tantos como un sábado pero de sobra), aparte de sus habituales tiendas sin embargo,  con la ventaja de que hay mucha menos gente y lo disfrutaréis muchísimo más


Portobello Market

Es preferible llevar un presupuesto máximo para gastar si no queréis volver arruinados por la cantidad de objetos antiguos y de colección que podéis encontrar allí. 

Cada vez que vamos. me sorprendo cómo va evolucionando Londres. La primera vez que lo visité fue hace 17 años y  si querías comer barato, la única opción válida era meterte en un Mac Donalds o un fish & chips. Todo el tema de comida ha evolucionado muchísimo desde entonces. Ahora se puede comer barato y muy bien, hay muchas cadenas de comida, como Prêt à Manger donde por poco puedes comer ensaladas, sopas muy completas y nutritivas, etc. En las cadenas Tesco tienes opción de un "menú" por 3 libras que incluye un bocadillo, una bolsa de fruta y una bebida. Ya ni digamos en zonas como Camden Lock, repleta de puestos de comida de todos los países del mundo. Hay tanta variedad y a tan buen precio que cuesta bastante decidirse. Para cenar, hay multitud de restaurantes indios a muy buen precio.


Un puesto en Camden Lock


El pan es otra de las cosas que se han ido introduciendo en los últimos años, incluso la afición por hacer pan casero.  En mis tiempo de estudiante, lo único que había era pan de molde y ahora los encuentras de todo tipo.


Un puesto de pan en Portobello Market


También aprovechamos el viaje para hacer un taller de cocina india en la escuela de cocina de Jamie Olivier en Notting Hill, pero eso os lo contaré en otra entrada y compartiré receta y otras cosas que aprendimos allí.

Y, dejando de lado Londres, pasamos a hablar del ETON MESS. El Eton Mess es un postre de origen inglés que consiste en mezclar fresas, trozos de merengue y nata y se sirve tradicionalmente en el partido anual de críquet que se celebra el 4 de junio en el Colegio Eton (el colegio más prestigioso de Inglaterra) contra los estudiantes del Winchester College 2.  El plato ha sido conocido por este nombre desde el siglo XIX. Mess (mezcla) hace referencia a la elaboración del mismo, que se basa en la mezcla de esos ingredientes. Tradicionalmente se elaboraba con fresas pero, actualmente se elabora con cualquier fruta de la temporada de verano, en especial frutos del bosque.



Eton Mess


Súper fácil, de hecho ni "receta" debería de llamarse, siempre y cuando encontréis el merengue francés y lo compréis ya hecho. Yo me volví loca buscándolo en Madrid y no lo encontré, así que lo tuve que preparar. Por supuesto no tiene mucha dificultad pero, en este caso, el nivel de dificultad y tiempo de preparación se amplían.

INGREDIENTES: (las cantidades varían según el número de personas pero son totalmente al gusto). Se prepara individualmente, en copas,  bols o vasos (mejor transparentes para que se vea la preparación y se hace justo unos minutos antes de tomarlo.

- Merengue francés*
- Frutos del bosque (congelados o frescos)**
- Nata líquida para montar

*Si tenéis la posibilidad de comprarlo hecho, mejor. Si no, más abajo os dejo la receta.
** En caso de utilizar los frutos del bosque congelados, sacadlos una hora antes de preparar el Eton Mess para que se vayan descongelando.



Eton Mess


ELABORACIÓN

Este postre se prepara al momento de servirlo y lo único que hay que hacer es romper (en trozos irregulares) uno o dos merengues en cada copa o bol (según tamaño y gusto), echar un puñado de frutos del bosque por encima y, posteriormente, rociar un buen chorro de nata líquida. 

Como veréis no tiene ninguna dificultad y el resultado es espectacular. Es dulce pero nada pesado, muy fino y muy fácil.


Eton Mess


Conviene prepararlo en el mismo momento de consumirlo ya que la nata deshará gradualmente el merengue y se debe tomar cuando éste no se haya deshecho por completo.

Si no encontráis el merengue, podéis prepararlo vosotros mismos. No es difícil pero lo que sí se necesita es un batidora de varillas o una amasadora con el accesorio varillas. Por supuesto que lo podéis hacer a mano pero yo no lo he hecho nunca y se necesita fuerza y paciencia. Se debe preparar el día anterior pues el merengue necesita de toda una noche para terminar de secarse.

MERENGUE FRANCÉS:

El merengue francés es el que se utiliza para hacer pavlovas o merengón.  Es un tipo de merengue duro que se deshidrata durante tiempo en el horno. Hay otro tipo de merengues (italiano, suizo o japonés). Más adelante intentaré hacer una entrada específica sobre merengues.

Como ya os he dicho, el uso de una máquina con varillas o una amasadora es casi fundamental para conseguir una buen resultado y que monte bien el merengue. Con la thermomix no he conseguido nunca buenos merengues, no me terminan de montar bien. Si vais a utilizar una máquina de varillas, os aconsejo que tengáis todos los ingredientes pesados y preparados para ir incorporándolos con una mano mientras sujetáis la máquina con la otra.

INGREDIENTES:

- 4 claras de huevo (a temperatura ambiente)
- una pizca de sal
- Unas gotitas de zumo de limón
- Una cucharadita de cremor tártaro (opcional)*
- 100 gr de azúcar normal y  100 gr de azúcar glass (mezcladas ambas en un bol)

* El cremor tártaro lo venden en farmacias, tiendas especializadas como Comercial Riesgo en Madrid o tiendas especiales de productos de repostería. También en los supermercados encontramos unos sobres (dobles) que pone gasificante. Uno de los sobres, en el que pone ácido tartárico, sería el que utilizamos.  El cremor tártaro es un estabilizante para que quede mucho más firme el merengue.

ELABORACIÓN

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 100ºC. Es importante tener el horno preparado ya que el merengue hay que introducirlo en el horno inmediatamente, una vez hecho,  para no dar tiempo a que se baje. Muy importante, como siempre recomiendo, es el uso de un termómetro de horno para asegurarnos de que la temperatura alcanzada es la correcta.

Colocamos en un bol grande las claras de huevo, la sal, el zumo de limón y el cremor tártaro (si decidimos utilizarlo).
Batimos a velocidad media hasta que las claras estén casi montadas y, en ese momento, vamos incorporando poco a poco el azúcar, subimos la velocidad y batimos durante unos 4 minutos o hasta que las claras estén totalmente montadas. El merengue debe formar picos y, la prueba de que está bien montado es que le damos la vuelta al bol y no se cae.

En una bandeja de horno (o dos) colocamos papel sulfurizado y vamos colocando el merengue con la ayuda de una cuchara. Podemos formar varias piezas circulares.
Si vamos a preparar el Eton Mess, no necesitamos ni manga pastelera ya que vamos a romper los merengues una vez hechos. Si vamos a preparar unos suspiros de merengue, conviene volcar el merengue en una manga pastelera con una boquilla para ir formando los suspiros y darles una forma más bonita.

Introducimos inmediatamente en el horno y dejamos hornear a 100ºC durante un par de horas. Al cabo de ese tiempo, apagamos el horno y dejamos el merengue dentro, con la puerta abierta, para que seque perfectamente bien, durante toda la noche. Por eso es importante preparar el merengue el día anterior.

Al día siguiente, sacamos los merengues y guardamos en un recipiente hermético hasta el momento de consumirlo. Aguantan bien unos 3 días.


Eton Mess










16 comentarios:

  1. Me encantó el post de hoy! Se me hace agua la boca tanto por el postre como por el paseo por Londres. Tomo nota de tus sugerencias para nuestro próximo viaje por aquellas latitudes :)
    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mariela. Si te pueden servir de ayuda, ¡genial!

      Eliminar
  2. Ay, Verónica, me está entrando un mono de ir a Londres otra vez leyéndote y viendo tus fotos... Y del eton mess, qué decirte... es un postre que me encanta y el tuyo tiene una pinta buenísima!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos pasa igual Eva, ¡es que es hablar de Londres y ya sueño con una escapadita! No lo puedo evitar, ¡me encaaaanta!

      Eliminar
  3. Ay, qué ganitas de visitar Londres. Ya me diste mucha envidia con tus fotos en IG y con el post de hoy más. No conocía este postre, tiene que estar delicioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, en cuanto puedas te haces una escapada, ahora tenemos compañías low cost que nos facilitan mucho todo y, si necesitas ayuda sobre alojamientos, te puedo dar algunos que están bien de precio. Un besote preciosa.

      Eliminar
  4. Me ha encantado el post, las fotos y la receta!!!

    ResponderEliminar
  5. Verónica me das mucha envidia. Ojalá tuviera a alguien en Londres para poder escaparme de vez en cuando y tener un guía local a mi disposición para no perderme ningún evento, aunque bien mirado también es un lujo tener a nuestros seres queridos cerca ¿no? (el que no se consuela es porque no quiere)

    Yo tampoco conocía, o al menos no recordaba, este postre. Como es tan sencillo ¡me lo apunto!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Cuca, el tener a la familia cerca es impagable. El Eton Mess una maravilla, muy muy sencillo y riquísimo. Un besote

      Eliminar
  6. Que suerte contar con familia en otros lugares donde puedes visitar y sentirte en casa! Que bonito viaje y ademas que buena receta que tampoco conocia. Bienvenida de las vacaciones!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Diana. Ya vamos volviendo todos poquito a poco a la rutina. Un besote

      Eliminar
  7. Qué curioso! Aquí el merengue es facilísimo de encontrar! Me apunto la receta y por cierto: qué suerte poder escaparse a Londres a menudo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Gema, igual que en Londres, en todas partes lo encuentras. Por eso me sorprendió que no fuese capaz de encontrarlo aquí. Un beso

      Eliminar
  8. Qué bonito el paseo caminando por el Támesis, a mí es una de las cosas que más me gustan. Y Portobello con esas maravillas por descubrir en cada puesto. Las fotos son estupendas Verónica (y las de IG también). La receta muy apetecible a cualquier hora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda, la verdad es que sí, el paseo por el Támesis, a la hora y la estación del año que vayas, ya sea invierno o verano, de día o de noche. Un beso

      Eliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips