lunes, 26 de octubre de 2015

MAGDALENAS DE QUINOA Y PISTACHO SIN GLUTEN

En casa tenemos la suerte de no tener ningún tipo de intolerancia o alergia ya que, al paso que vamos, seremos nosotros los bichos raros. Y toco madera porque últimamente parece que a Nayeli, ciertas frutas como las fresas, ciruelas o piña, le irritan un montón cada vez que las come. No obstante, nos encanta probar todo tipo de recetas nuevas, investigar y, por supuesto, tener opciones para cuando vienen amigos que sí son alérgicos. Por esta razón, últimamente estoy haciendo muchísimas pruebas con distintos tipos de harinas sin gluten y el resultado es espectacular. Hoy os traigo estas magdalenas de quinoa y pistacho sin gluten.


Magdalenas de quinoa y pistacho sin gluten
Mi experiencia personal con harinas sin gluten ha sido más que satisfactoria, de hecho, estoy adaptando casi cualquier receta de repostería que tengo, cambiando la cantidad de harina que viene por otro tipo o tipos de harinas y, hasta ahora, todas me han salido bien.

Con el precio desorbitado que tienen los productos sin gluten en las tiendas y lo fácil que es, aparte de mucho más sano, hacerlas en casa, creo que todos los que tengan familiares con problemas de celiaquía, deberían investigar y hacer pruebas y les aseguro que no echarán de menos ningún alimento.

En esta ocasión he mezclado harina de quinoa y pistacho. No había probado a hacer nada con harinas de frutos secos hasta que conocí Oleonucis, los cuales distribuyen online aceites y harinas de frutos secos. Los aceites todavía no los he probado y estoy deseando hacerlo. Hemos probado las harinas de avellana, pistacho, nuez y almendra y hemos quedado enamorados. El problema es que, hasta ahora, las únicas harinas sin gluten que encontraba eran de arroz, garbanzo, quinoa y, alguna vez de almendra pero, las harinas de frutos secos han sido todo un descubrimiento

Los frutos secos son uno de los alimentos más completos, energéticos y ricos en minerales, nutrientes y ácidos grasos (omega 3). Estas magdalenas suponen un desayuno ideal y nutritivo, en especial para los niños que son más perezosos; de esta forma se irán perfectamente alimentados y, os aseguro, que no sentirán hambre durante varias horas. No hay nada mejor que la repostería casera y, si es con ciertos ingredientes que sumen propiedades nutricionales, mejor. 

Ya sabés que en casa damos mucha importancia al desayuno, por eso tenemos varias recetas dedicadas a ellos (muffins de zanahoria y manzana, granola, magdalenas multicereales con semillas, batido de plátano con avena ... y un largo etcétera que podéis encontrar en la sección de desayunos o repostería en el índice de recetas y que se adaptan a todos los gustos y necesidades.

Si tenéis algún alérgico a los frutos secos en casa, no dudéis en sustituir la harina de pistacho por otro tipo de harina (normal de trigo en caso de que no sea celiaco).

INGREDIENTES: (para 12 magdalenas)

- 2 huevos grandes
- 170 gr de azúcar moreno (podéis sustituirla por azúcar blanca)
- 50ml de leche
- 190ml de de aceite de girasol (o cualquier otro aceite vegetal)
- 105 gr harina de quinoa 
- 105 gr de harina de pistacho 
- 7 gr de impulsor o levadura química (tipo royal)
- Pistachos pelados y picados para decorar (opcional)
- Una cucharadita de esencia de vainilla
- Una pizca de sal
- Ralladura de un limón 


Magdalenas de quinoa y pistacho sin gluten


ELABORACIÓN:

- Con el accesorio batidor de una amasadora, batimos los huevos y el azúcar.
- Vamos incorporando en una velocidad lenta la leche, el azúcar y la esencia de vainilla. Sin dejar de batir vamos agregando el aceite. 
- En otro recipiente mezclamos la harina con la levadura química, la sal y la ralladura de limón.
- En marcha lenta vamos agregando a cucharadas la mezcla de ingredientes secos (harina y otros). Una vez que conseguimos una mezcla homogénea, aumentamos la velocidad y seguimos batiendo unos 2 o 3 minutos. 
- Volcamos la masa en un recipiente y cubrimos con un papel film o trapo de cocina. Dejamos reposar en la nevera un mínimo de 2 horas y máximo de 24. Yo la dejé reposar toda la noche. 
- Cuando vayamos a hornearlas, precalentamos el horno a 250ºC.
- Colocamos cápsulas de papel especiales para magdalenas en un molde especial para horno. 
- Sacamos la masa del frigorífico y batimos enérgicamente, a mano o con la ayuda de una amasadora o batidora. 

- La masa es oscura debido a la harina del pistacho, de ahí que las magdalenas salgan también oscuras, no significa que estén quemadas.

- Rellenamos las cápsulas de papel, con la ayuda de una cuchara, manga pastelera o cuchara de helado un poco más de 2/3 de su capacidad.
- Adornamos por encima (opcional) con pistachos pelados y picados.
- Una vez que el horno haya alcanzado los 250ºC de temperatura, introducimos en el horno. Bajamos a 210ºC y dejamos hornear unos 14 o 16 minutos.
- Verificamos antes de sacarlos que están bien hechos, pinchando con un palillo o brocheta (tiene que salir seco)
- Sacamos y dejamos reposar unos 5 minutos. A los 5 minutos, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ya sabéis que, repostería, siempre insisto en la importancia de utilizar un termómetro de horno para no llevarnos sorpresas. Es algo barato y que nos evitará muchos disgustos. 


Magdalenas de quinoa y pistacho sin gluten



Se conservan perfectamente unos 5 días en una caja de latón cerrada o tupper.
Truco: Si queréis, cuando vayáis a tomarlas, podéis calentar unos segundos a potencia baja en el microondas.



Magdalenas de quinoa y pistacho sin gluten


13 comentarios:

  1. Verónica, me encanta la receta. La probaré sin duda.
    Nosotros tampoco tenemos intolerancias en casa, pero sí amigos que las tienen, así que estas recetas siempre va bien tenerlas a mano.

    Un Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Xènia, es lo que nos pasa a nosotros, muchos amigos tienen intolerancias. No obstante, está genial probar este tipo de mezclas e ingredientes nuevos, nos sorprendemos de la calidad y resultado de los mismos. Un besazo

      Eliminar
  2. Que buenísima idea Verónica, con lo que les gustan las magdalenas y los pistachos a mis niños, triunfarán seguro. Yo aun me estoy haciendo a la idea de mis recién diagnosticadas intolerancias al huevo y la leche, entre otras :/
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Verónica me parece muy interesante tu entrada de hoy. En casa tenemos algunas alergias a determinados ingredientes (chocolate, frutos secos, plátano...) pero son leves aunque intentamos evitar determinados ingredientes según quién vaya a comer lo que se prepare.

    Nunca me ha dado por experimentar con harinas para intolerantes y me parece muy práctico aunque si como dices el precio es elevado eso tira un poco hacia atrás cuando no hay una necesidad real para probar.

    Me gustan mucho tus magdalenas de hoy ¡tiene que ser una pura delicia!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Cuca, cuando hablo de los precios desorbitados, me refiero al precio del os productos elaborados no de los ingredientes. Por eso recomiendo que la gente con alergias elabore su propia repostería y pan en casa ya que los comprados suelen ser muy caros y, la mayoría de las veces, no es que tengan una calidad excelente. Un beso

      Eliminar
  4. Que buen aspecto tienen estas magdalenas, además con dos ingredientes que me encantan. No sé si encontraré la haria de pistacho por aquí pero vale la pena intentarlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, si no la encuentras, puedes sustituirla por harina de trigo normal y dentro de la masa puedes poner 50 gr aproximadamente de pistachos pelados y en trozos. Un besote

      Eliminar
  5. Tienen una pinta excelente Verónica y las fotos son magníficas.
    La harina de pistacho no la conocía, pero he de investigar. Yo suelo hacerlas con harina de espelta, y para que no queden muy "espesas" le añado harina de avena y salen muy ricas también. Ultimamente me estoy volviendo muy de harinas alternativas para las galletas, las magdalenas y las tortitas, de las que me he vuelto fan total.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa igual Yolanda, me encanta probar y hacer experimentos y las harinas de frutos secos tienen tantas propiedades que las estoy empezando a incorporar en un montón de recetas. Hasta ahora sólo había visto de almendra. En Oleonucis venden online por si, en algún momento, te interesa probarlas.

      Eliminar
  6. Unas magdalenas espectaculares, qué ganas de probarlas!! La harina de quinoa y la de pistacho les da un sabor especial? Nunca he probado este tipo de harinas pero a ver si encuentro alguna tienda cercana y hago experimentos :)

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay duda de que les da un toque especial, un sabor mucho más intenso sin llegar a predominar, eso sin hablar de la cantidad de nutrientes que tienen. Yo sólo las he visto en Oleonucis (venden online) en tiendas ecológicas venden harina de almendra. No obstante, podéis sustituir y hacer pruebas porque salen perfectas. Un besote

      Eliminar
  7. Unas magdalenas deliciosas, nunca las he hecho con harina de quinoa o de pistache, pero de solo imaginarme el sabor, mmm!
    Bs!

    ResponderEliminar
  8. Qué original lo de la quinoa.... Voy a tener que probarlo. Me guardo la receta, a ver si esta semana caen :)
    besos

    ResponderEliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips