martes, 15 de diciembre de 2015

MUFFINS DE JENGIBRE (SIN GLUTEN)

Desde niña un olor que siempre me ha recordado que se acercaba la navidad era el olor a mandarina. No sé por qué, supongo que será porque era la época y cuando más mandarinas comíamos en casa. Desde que pasé un año en Canadá, al olor de la mandarinas se sumó el olor a repostería elaborada con jengibre o mezcla de especias ya que, en en la repostería americana, era habitual utilizar estas mezclas de especias, sobre todo en esta época del año.

Por esta razón, desde entonces, cuando llega diciembre, en casa no dejamos de preparar galletas o bizcochos u otras preparaciones con esta mezcla de especias, como estos muffins de jengibre. Sin duda, forma parte del ambiente navideño, al igual que los villancicos, árbol de navidad o nacimiento.


Muffins de jengibre sin gluten


Últimamente estoy practicando bastantes recetas sin gluten. Ya sabéis que en casa no somos alérgicos ni intolerantes pero, es cierto, que cada vez hay más gente que si lo es,  así que me gusta buscar alternativas.

En repostería es bastante sencillo sustituir las harinas, pero es importante tener el cuenta el peso de las mismas ya que no pesan igual unas harinas que otras. Por esa razón estas recetas las pongo en medidas de tazas y cucharadas ya que así podréis sustituirlas sin problemas por las harinas que más os gusten (ya sea harina todo uso de trigo o integral, harinas de frutos secos, arroz etc), independientemente de su peso.

Últimamente en respostería estoy utilizando muy a menudo las harinas de frutos secos, ya que aportan muchísimo sabor a la preparación. Sin embargo, en elaboraciones con este tipo de especias prefiero no utilizarlas ya que esconden el sabor de las mismas.

INGREDIENTES:

- 1/4 de taza de azúcar moreno
- 1/2 de taza de sirope de arce
- 1/3 de taza de leche (podéis utilizar la leche que queráis, ya sea de vaca o vegetal)
- 1/4 taza de aceite vegetal (yo en repostería utilizo de girasol pero podéis sustituirlo por el que utilicéis habitualmente)
- 1/4 de taza de puré de manzana (lo preparo pelando la manzana e introduciéndola unos 2 minutos en el microondas o hasta que esté asada. Aplastáis con un tenedor y listo.
- 1 huevo
- 1 taza de harina de quinoa
- 1 taza de harina de avena
- 1 cucharadita de levadura de repostería (tipo royal)
- 1 cucharadita de jengibre en polvo
- 1/2 cucharadita de sal
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de canela en polvo
- 1/4 cucharadita de mezcla de especias (*)

*  La mezcla de especias la venden tal cual pero, si queréis, podéis prepararla en casa y guardarla en un recipiente hermético para futuras ocasiones. Es una mezcla de canela molida, nuez moscada y pimienta de jamaica molida (en ocasiones también puede llevar clavo molido). Si la preparáis, podéis mezclar en una proporción de 3 cucharadas de canela, por dos de nuez moscada y una de pimienta de jamaica.


Muffins de jengibre sin gluten



ELABORACIÓN:

Preparamos 12 cápsulas de papel de magdalenas e introducimos en moldes de magdalenas para horno.

Calentamos el horno a 200ºC

En un bol mezclamos el azúcar moreno, el sirope, la leche, el aceite, puré de manzana y huevo. Batimos ligeramente para mezclar los ingredientes.

En otro bol mezclamos el resto de los ingredientes secos (las harinas, levadura de repostería, bicarbonato, sal y especias.

Añadimos la mezcla de ingredientes húmedos a los secos y con ayuda de una espátula mezclamos bien hasta que los ingredientes queden bien integrados.

Repartimos la mezcla en las cápsulas de magdalenas con ayuda de una cuchara normal o una cuchara para servir helados (esta última nos ayudará a servir la misma cantidad en todos los moldes). Rellenamos 2/3 de las cápsulas.

Introducimos en el horno durante 20 minutos. Antes de sacarlos pinchamos con un palillo o cuchillo para asegurarnos de que están bien hechos. El palillo tiene que salir seco.

Ya sabéis que en repostería aconsejo siempre el uso de un termómetro de horno, para mí un indispensable en la cocina y garantía de éxito en la repostería.

Ya sabéis que si queréis podéis sustituir las harinas por las que más os gusten. Si no tenéis problemas de intolerancia, podéis utilizar harina normal de trigo.



Muffins de jengibre sin gluten



6 comentarios:

  1. Pués yo nunca he tenido contacto con la repostería americana pero sí con la repostería sin gluten y cada vez apuesto más por ella, nos sienta mejor al estómago, es menos pesada y más ligera. Así que me encanta ver tus recetas sin gluten, además de disfrutar de unas estupendas fotografías.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yolanda. La verdad es que, por ahora, no tenemos ningún tipo de intolerancia pero, es cierto que cada vez hay más casos así que hay que estar preparado. Un beso

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Verónica!! No tengo un recuerdo especial sobre un aroma especial en mi casa por navidad, es más nunca sé cómo olía mi casa, para mi nunca tenía olor, como el resto de las casas a las que entraba. Ha sido ahora, cuando hace cuatro años que no vivo en ella, cuando me he dado cuenta que sí tiene un olor característico. Aunque mis amigas, cuando éramos pequeñas, me decían que mi casa olía a fresa, supongo que sería por fregasuelos que mi madre compraba, ja, ja.
    A mi me encantan los muffins, y ¡¡estos sí que huelen a Navidad!! También me gustan mucho las especias en los dulces, y por encima de todas, ¡¡la canela!! Así que esta combinación tan maravillosa que nos traes hoy, es para puro disfrute, tanto en sabor como visualmente.
    Besitos y gracias por todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel. Cierto, los olores son los que más recuerdos nos traen de momentos y lugares en los que hemos estado. Ahora que vivo en Madrid, parece mentira pero, cada vez que salgo al campo y huelo a pino, me transporto inmediatamente a Cuenca y a mis veranos pasados en el campo. ¡Qué bonito es recordar cosas a través de olores y perfumes! Un besote.

      Eliminar
  3. ¡Estos muffins tienen una pinta estupenda! Desde que tengo el blog me he dado cuenta de que muchos de mis recuerdos van asociados a olores y sabores y es que queramos o no la cocina y los platos que comemos cada día nos acaban marcando.

    Seguro que la casa huele estupendamente al hornearlos

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Cuca, el sentido del olfato es el que más peso tiene en los recuerdos, no cabe duda. Un beso

      Eliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips