martes, 12 de enero de 2016

PAN INTEGRAL DE CENTENO CON SALVADO Y SEMILLAS (en panificadora)

Sin darnos cuenta ya estamos en 2016 ¡parece mentira cómo se pasa el tiempo! Espero que hayáis disfrutado de vuestras navidades y que seáis capaces de cambiar el chip para reanudar la rutina habitual. Creo que, en el fondo, todos lo estamos deseando una vez pasadas estas fechas, ¿o no?

Hoy os traigo una receta de pan integral de centeno con salvado y semillas, adaptada de una receta que descubrí hace unos meses en el blog de Postres originales.  Pilar tiene muchas recetas de pan en panificadora y ya sabéis que es uno de mis artilugios de cocina preferidos.

Si bien tengo que confesar que hacer pan es una de las mayores placeres que hay (desde el momento del amasado con las manos, la fermentación, levado y horneado) soy realista y sólo en ocasiones especiales puedo darme el lujo de prepararlo así y suele ser en fin de semana. Trabajando fuera de casa a 25 kilómetros y con una niña en edad escolar, hay que optimizar al máximo el tiempo y la panificadora es uno de mis grandes aliados.

Ya sabéis que en casa somos de pan casero y  mi hija me ha salido muy sibarita respecto a este tema. Sólo come el pan que hacemos en casa y el que compramos cuando vamos a  Cuenca en la panadería de toda la vida. Por lo tanto, para el día a día, hago uso de la panificadora. Suelo hacer pan una o dos veces a la semana y es el que vamos consumiendo.

Esta receta de pan integral de centeno con salvado y semillas nos gusta mucho, está repleta de fibra por las harinas que utiliza y proteínas por las semillas por lo que resulta muy nutritiva. En el blog tenéis también la receta de pan de molde, más sencilla y muy rica también por si no sois tanto de panes con harinas integrales.





INGREDIENTES:

- 360 ml de leche a temperatura ambiente (la que consumáis habitualment)
- 20 ml de aceite de girasol
- 1 cucharada  de miel
- 300 gramos de harina de fuerza
- 125 gramos de harina integral de trigo
- 125 gramos de harina integral de centeno
- 6 gr de levadura de panadero seca (o 18gr de levadura fresca)
- 10 gramos de sal
- 20 gramos de salvado de avena
- 40 gramos de semillas variadas (amapola, girasol, calabaza)




ELABORACIÓN

El uso de la panificadora es sencillísimo. Por si tenéis dudas, podéis leer al respecto en esta otra entrada. Basta con incorporar, en primer lugar, los ingredientes húmedos (leche, aceite y miel, en este caso) posteriormente las harinas y terminaríamos con la sal y la levadura. Ya sabéis que es importante colocarlas en extremos opuestos para que la sal no bloquee el efecto de la levadura. 

Reservamos las semillas

Escogemos un programa adecuado, en mi caso el de pan integral (dura casi 3 horas y media). Justo cuando oigamos el pitido (después del amasado), añadimos las semillas (de esta forma no se romperán en el amasado y quedarán intactas). 

Este pan es compacto por lo que es ideal para sandwiches aunque tostado está riquísimo acompañado de mantequilla y mermelada para el desayuno o simplemente aceite y sal.

Se conserva bien unos 5 días metido en una bolsa de plástico. Pasados un par de días ya no estará tan fresco pero, si lo metemos en la tostadora, quedará perfecto. 

Si somos pocos en casa, lo que podemos hacer es, una vez frío, cortarlo en rebanadas, meterlo en una bolsa de congelación y meter en el congelador. Cada vez que queramos consumirlo, bastará con sacar una rebanada, directamente del congelador, y meterla en el tostador a máxima potencia (la mayoría tienen la opción de descongelado). Quedará perfecta, como recién hecha.



Si alguien se ha planteado comprar una panificadora y no lo hace por miedo a no utilizarla, os aseguro que, si os gusta el pan casero y no disponéis de tiempo habitualmente para hacerlo vosotros, le daréis mucho uso. La mía fue muy barata, no llegó a los 23€ (hace ya muchos años) pero mi hermana la tiene desde hace menos y también le salió muy bien de precio. Me han comentado que la que venden en LIDL tiene muy buena calidad también y no llega a los 50€. Os lo comento porque he visto panificadoras de todo tipo de precios, algunas que triplican éstos que os comento y que yo, personalmente desconozco. Sin embargo, las que conozco dan muy buen resultado y por un precio muy asequible.

¿Tenéis panificadora en casa? ¿Alguna vez os habéis planteado comprar una?

Por si alguno está interesado, mi panificadora la compré en Makro pero en Lidl sacan a la venta, de vez en cuando, una que está muy bien. Os dejo ésta otra de Amazon muy parecida a la mía, con los mismos programas, por si queréis echarle un vistazo.




9 comentarios:

  1. Feliz año nuevo!
    No sabes las ganas que tenía de comentarte que hice el jamón asado con mermelada de albaricoque y que salió riquísimo (si acaso en el tiempo le pondría 15 minutos menos). Como acompañamiento le puse chucruto, y mezclado con la salsa. Todos pedían más, jajaja. Un éxito.
    Y ahora vienes con el pan. Este es uno de mis retos para este año. En diciembre hice un taller de pan artesano (sólo harina bio espelta o mezcla de kamut+avena, levadura bio y agua templada) y me pareció tan sencillo que me han entrado ganas de probar. Ya te contaré qué tal me queda, porque pienso incorporarle las semillas que tú aportas en ésta.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien Yolanda, me alegro un montón! 3 compañeras de mi ofi lo prepararon estas navidades y dicen que también les salió espectacular. Me alegra mucho oir eso. Respecto al tiempo, depende mucho de lo grande que sea la pieza, es mejor ir viendo y pinchando con una brocheta para no pasarse. Y lo del pan... ¿qué te voy a contar yo? ¡Me encanta hacer pan y probar todo tipo de harinas! Lástima que no disponga de más tiempo porque es algo que, realmente, engancha. Con harina de espelta estoy haciendo varios últimamente y queda genial. Lo bueno de hacer pan en casa es que te da mucha libertad para incorporar los ingredientes y semillas que más nos gusten. Un besazo

      Eliminar
    2. Eso es, la libertad de innovar agregando o retirando ingredientes. Lo mismo que con las galletas. Qué vicio!
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Feliz año Vero!
    Aiii, sabes que nunca he hecho pan y me muero de ganas de intentarlo (porque amo el pan!!), pero no se por donde partir.. me encantaría tomar un curso o algo así, sabes de alguno para recomendarme?
    Que rico se ve este! Se ve que te quedan increíbles!

    Sabes que mi novio me estuvo comentando de una sopa llamada "azteca" que le encanta, y yo pensé "seguro está en el blog de vero", y recuerdo haber visto una sopa parecida, pero no logro encontrarla, tienes la receta?
    Traje muchas preguntas el día de hoy! jajaja
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Año Kat. Anímate a hacer pan porque es todo un placer. Yo soy totalmente autodidacta y he aprendido con libros, videos y muchísima práctica. Muero de ganas por hacer un curso con Ibán Yarza pero, cuando ha venido a Madrid, siempre me he quedado sin plaza. Mira a ver en su web porque creo que a Barcelona va más a menudo (http://tequedasacenar.com/) Aprovecha porque, ahora, en España, tenemos todo tipo de harinas para adentrarte en este maravilloso mundo. Si quieres empezar por algo muy sencillo y resultado garantizado, tengo esta entrada en el blog y será un inicio con el que picarte para seguir adelante, Pan para principiantes (http://www.entrefogonesyartilugios.com/2013/10/pan-para-principiantes.html).
      Respecto a la sopa, uyyy, llevo mucho tiempo queriéndola poner en el blog así que lo mismo será la siguiente que haga. A la sopa azteca también se le llama sopa de tortilla y es típica del DF. En el blog, por el momento, tengo El caldo Tlalpeño, también de allí (http://www.entrefogonesyartilugios.com/2015/11/caldo-tlalpeno.html) con mucha verdurita y chile.
      Un besazo

      Eliminar
  3. Qué pan más rico!!! Me encantan todos los ingredientes. Lástima que endencer el horno sea tan caro aquí en Holanda... me tengo que mirar la panificadora la próxima vez que la traigan al Lidl ;)
    Besos guapa... y feliz 2016 que creo que aún no te lo había felicitado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La panificadora gasta mucho menos que el horno y es ideal para los que nos gusta el pan. Ahora en España, comprar un buen pan es casi milagroso así que no nos queda otra que hacerlo en casa. Un besote y feliz 2016 preciosa.

      Eliminar
  4. Es necesario una planificadora? No se queda igual en el horno convencional? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí claro!! De hecho, cualquier receta puedes adaptarla a la panificadora o al horno convencional. La receta la he puesto en la panificadora porque es como yo la preparo, es facilísimo y la panificadora lo hace todo, amasa, fermenta, leva y hornea pero tú puedes hacer todos esos pasos, con sus tiempos de reposo correspondientes, y meter la masa en un molde de pan de molde y hornearla en el horno convencional.

      Eliminar

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips