CURSO DE FOTOGRAFÍA CULINARIA AVANZADA CON "A QUÉ SABEN LAS NUBES"

Hace casi 3 años, un buen día, decidí  comenzar a escribir un blog recopilando mis recetas de cocina. Nunca llegué a pensar todas las consecuencias de abrir el blog. Por supuesto, mucho trabajo y dedicación pero también he aprendido muchísimo desde entonces, he conocido a gente maravillosa, he aprendido un montón sobre fotografía, programas de edición y manejo y diseño, a pequeña escala, de páginas webs y redes sociales.

Siempre me ha interesado la fotografía pero, a raíz de comenzar con el blog, me adentré en el maravilloso mundo de la fotografía gastronómica. En estos 2 años he conseguido hacerme con un mini estudio en una de las habitaciones de mi casa (que comparto con invitados y la ropa para planchar) donde he ido incorporando un arsenal de fondos, superficies, props para las fotos, equipo fotográfico y un sinfín de telas y otras cosas. Eso sí, cada una de las cosas que he ido adquiriendo ha sido previamente pensada y estudiada, informándome primero sobre lo que realmente necesitaba en cada momento. No podemos lanzarnos a comprar la mejor cámara, los mejores objetivos y todo tipo de cosas, en primer lugar porque, al menos en mi caso, el presupuesto es limitado. Cada cosa que he ido adquiriendo ha sido muy pensada, recapacitada y pensando si realmente era lo que necesitaba en ese momento. Tengo que decir que, a día de hoy, no me arrepiento de ninguna de las compras que he realizado. 

Con los cursos que he hecho, ha sido igual, he tenido muy buenas experiencias pero también he comprado algún que otro libro que no merecía en absoluto la pena por falta de información sobre el mismo en la web.

Todo comenzó navegando por internet, cuando descubrí el mini curso de estilismo culinario en la web de Jackie Rueda, impartido por Silvia Parma. Fue un abrir los ojos al estilismo culinario. Un curso de una semana de duración, ameno, práctico e ideal para principiantes, lleno de inspiración. Ahí fue donde le cogí el gustillo a la fotografía culinaria y al estilismo. 

Desde entonces no dejé de leer libros, blogs, y hacer cursos sobre este tema y cada día que pasaba me daba cuenta de todo lo que disfrutaba, todo lo que aprendía y, también,  tooodo lo que me faltaba todavía por aprender.

Han transcurrido 3 años y cada día me despierto pensando igual, el camino recorrido ha sido largo pero queda mucho por recorrer, ¡qué gusto que podamos seguir aprendiendo! ¿no?

Como ya os comentaba, antes de embaucarme en una nueva compra o un  nuevo curso, previamente hago una búsqueda en la web informándome bien si merece o no merece la pena, buscando opiniones al respecto. Por esa razón escribo hoy esta entrada, para dar mi opinión sobre el último curso que he estado haciendo. Si alguien se plantea hacerlo y busca información en la web, me gustaría poder ayudarles a decidirse en caso de que tengan dudas al respecto.

El curso en cuestión es el de "Con las manos en la cámara - Avanzado" sobre fotografía culinaria impartido por Sonia Martín del blog "A qué saben las nubes". 


curso fotografía culinaria avanzado a qué saben las nubes

Curso de fotografía culinaria avanzado - A qué saben las nubes

Sonia tiene otro curso previo "Con las manos en la cámara" sobre fotografía culinaria nivel inicial. Conociéndola y habiendo hecho ya 3 cursos con ella (edición con photoshop, retoque fotográfico de retratos y éste),   me arriesgo a decir que, aquel que quiera aprender sobre este tema desde un principio, seguro que en este curso encontrará todas las claves para mejorar su fotografía culinaria. 

En mi caso, dado que había hecho varios cursos antes y leído mucho sobre el tema de fotografía culinaria, me decidí por el avanzado pero, aún así, nos compartió tips y videos de su curso básico de los que aprendí cosas que desconocía por completo por lo que ese curso debe de estar muy bien.

El curso que he estado haciendo durante este mes de marzo ha constado de 4 semanas. Ha estado dividido en secciones: Estilismo, técnica y edición. Nos ha enseñado muchísimos trucos de estilismo apoyándose con videos muy visuales, hemos aprendido muchas técnicas sobre edición en photoshop y lightroom (eso sí, conviene manejar, al menos tener conocimientos básicos de estos programas para aprovechar bien el curso) nos ha compartido todos sus secretos sin guardarse nada en el bolsillo, ha estado atenta a cada una de nuestras preguntas. Si hemos aprendido de ella, el ambiente de compañerismo ha sido también estupendo y también hemos podido aprender mucho de todos nuestros compañeros: técnicas, trucos, y un sinfín de cosas. Todo ello respetando el estilo de cada uno pero animándonos a probar nuevos esquemas de luz, puntos de vista y fondos; es cierto que, cuando nos encontramos a gusto con un tipo de fotografía, nos da cierta pereza seguir explorando nuevos territorios. 

De algo de lo que estoy super orgullosa es de poder decir que ya casi controlo la luz artificial (en el curso se dedica una buena parte al control de la misma). Sabiendo por compañeras que habían hecho el curso anteriormente, que en este curso se dedicaba buena parte a la iluminación artificial, me hice con un kit de luz continua para aprovecharlo al máximo. 

Si os habéis fijado, este año he tenido que reducir el número de entradas del blog ya que sólo podía fotografiar durante el fin de semana y era, precisamente, cuando mi hija tenía partido de hockey y cuando tenemos un poco de tiempo para hacer vida social. Tenía dos opciones, dedicarme al blog o dedicarme a mi hija y mi vida y, evidentemente, la opción estaba tomada. Así que, el descubrir y manejar el kit de luz continua, me permitirá volver a publicar más a menudo ya que podré hacer fotos cuando no tenga disponible la luz natural.

Sigo siendo una enamorada de la luz natural, ¡no hay otra igual! pero, bien controlada, se puede llegar a conseguir buenos resultados con la luz artificial. Las fotografías de la entrada del smoothie de plátano, avena y crema de cacahuete están hechas con luz artificial, así como estas otras.


curso fotografía culinaria avanzado a qué saben las nubes


curso fotografía culinaria avanzado a qué saben las nubes

 También hemos aprendido a hacer splash


curso fotografía culinaria avanzado a qué saben las nubes

Y hemos jugado mucho con la comida, nos hemos divertido de lo lindo.

El curso tiene una duración de un mes pero continua abierto durante un mes más para que podamos leer y ver los vídeos una y otra vez para tomar notas y terminar de retener toda la información que Sonia nos da (que es mucha).

Así que, ya sabéis, si alguien está interesado en hacer un curso de fotografía culinaria (inicial o avanzado) yo les recomiendo los cursos de Sonia Martín. 


Blogging tips