lunes, 6 de noviembre de 2017

Pan integral de espelta, centeno y avena en panificadora

Hace tiempo os puse una receta de pan integral casero en panificadora. Esa receta era la que hacíamos habitualmente en casa hasta hace aproximadamente un año, cuando empecé a hacer ésta otra, pan integral de espelta, centeno y avena. Es muy parecida aunque con ligeros cambios.

El motivo es, como ya sabéis, el cambio de hábitos, en especial, alimenticios que estamos introduciendo en casa poco a poco. Intentamos consumir, en la medida de lo posible, los cereales integrales. En el caso del pan, he cambiado las harinas y he ajustado las cantidades ya que, al tratarse de harinas integrales, necesitan mayor cantidad de líquido.



 El otro día, una amiga que leyó el post sobre el cambio de hábitos que estábamos introduciendo, me preguntó en qué se basaban exactamente esos cambios ya que, en el post, no profundizaba en el tema.

Es cierto que es un tema que da para mucho y para más de un post. No es sencillo y requiere tiempo. He pensado escribir un post sobre ese tema más en profundidad, próximamente lo haré.

Dentro de unos hábitos alimenticios saludables, lo mejor es cocinar todo nosotros y evitar pre cocinados. Eso requiere tiempo y organización, no cabe duda. Sin embardo, hay utensilios que nos facilitan la vida y, en nuestro caso, la panificadora es uno de ellos. Te limitas a incorporar los ingredientes, programar y olvidarte de ella hasta que termine.

En casa solemos hacer pan una o dos veces por semana. Una vez se haya enfriado, lo cortamos en rebanadas y congelamos. Cuando vamos a consumirlo, basta con sacar las rebanadas directamente del congelador, poner en el tostador a máxima potencia o en una sartén y en unos minutos lo tenemos como recién hecho.

INGREDIENTES:

- 100 ml de leche tibia o temperatura ambiente
- 200 ml de agua a temperatura ambiente
- 20 ml de aceite de girasol
- 1 cucharada de miel artesanal o sirope de ágave
- 300 gr de harina de espelta
- 100 gra de harina de centeno
- 100 gr de harina de avena
- 10 gr de sal
- 6-7 gr de levadura seca de panadería (o 21 gr de levadura fresca o prensada)
- Semillas variadas - Es opcional y podemos poner lo que más nos guste o queramos. En nuestro caso ponemos lo siguiente:
  - 2 cucharadas de salvado de avena
  - 1 cucharada de semillas de amapola
  - 1 cucharada de semillas de lino
  - 1 cucharada de pipas de calabaza
  - 1 cucharada de sésamo


ELABORACIÓN:

Es muy sencillo, nos limitamos a introducir en la panificadora en este orden los ingredientes: leche, agua, aceite, sirope o miel, harinas, sal y levadura (la sal y levadura separadas, no deben de tocarse).

Elegimos el programa de panes integrales y,  una vez terminado el primer amasado, cuando nos avise el pitido correspondiente (viene especificado en las instrucciones de las panificadoras) incorporamos las semillas.

Aquí os dejo un vídeo que grabé para que veáis lo sencillo que es hacer pan con panificadora.




Notas:

- Al llevar harinas integrales, es un pan mucho más denso de lo habitual. No lo recomiendo para sandwiches, sin embargo nosotros lo tomamos habitualmente para comer o en tostada.

- La leche la podéis sustituir por cualquier otra leche, agua  o bebida vegetal.








1 comentario:

Me encanta recibir y leer vuestros comentarios ¡Gracias!
Si tienes alguna pregunta que hacerme, recuerda hacer clic en la casilla de la derecha para recibir la respuesta en tu correo.

Blogging tips